Primero de todo, no te agobies y sobre todo no trates de perder el peso que necesitas de manera poco saludable. Recuerda que muchas “dietas milagro” que te prometen mucha pérdida de peso en poco tiempo, generan efectos perjudiciales en tu organismo, además de producir un efecto rebote una vez finalizadas. Por ejemplo es común en esos casos hacer dieta en esta época del año y luego recuperar todo el peso perdido e incluso incrementarlo más durante las vacaciones de agosto. Mi intención es que pierdas esos kilos que te sobran de manera saludable.

Con el calor y las trasnochadas es fácil salir de casa sin desayunar, pero recuerda que todos los estudios médicos demuestran que las personas que desayunan bien cada día tienen menos probabilidades de ganar kilos con los años y comen menos a lo largo del día. Si te cuesta desayunar, hazte batidos de fruta con yogur y guárdalos en la nevera para tener fresquitos cuando te levantas.
Es importante que sepas que el porcentaje de grasa corporal es muy relevante en una persona, ya que un exceso, sobre todo a nivel visceral, puede traer aparejado serias patologías como obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, etc. Los niveles de grasa corporal dependen de varios factores como: la genética, el género, la actividad física, la regulación hormonal, el comportamiento alimentario, la microbiota, etc. Y entre los factores más determinantes estarían la ingesta y el gasto energético diario (gasto en reposo y en actividad), de lo que te hablaré más adelante.

La dieta mediterránea es la dieta tradicional que cuenta con un mayor respaldo científico y todos conocemos en qué consiste: un consumo alto de frutas, verduras, pescado, cereales integrales, legumbres y aceite de oliva, y bajo en carne roja, azúcares y grasas saturadas. Pero, además, un componente importante es la práctica de ejercicio. Dado que es la dieta que se utilizaba en nuestro país hasta hace no mucho, es muy fácil de seguir. Pero hay que tener en cuenta que lo que hoy podemos entender como “dieta mediterránea” no siempre corresponde a lo que los científicos entienden como tal.

Ante de empezar cualquier régimen alimenticio tienes que tener en cuenta que las necesidades nutricionales varían de un individuo a otro. Incluso es más notoria la diferencia en los planes de alimentación cuando se tratan de sexos diferentes. Los hombres tienen un gasto calórico mayor y su pérdida de grasa es más rápida. En cambio la mujer es más propensa a aumentar masa grasa y le cuesta más adelgazar, pero algunas mujeres creen que pueden utilizar las dietas para adelgazar en una semana.
Las legumbres, los cereales, el pan o la pasta integral no son los culpables de tus kilos de más. Tus enemigos son los dulces industriales, el pan de molde, los snacks salados (aléjate de la máquina del trabajo), los cereales azucarados y los alimentos refinados. Este tipo de carbohidratos de digestión rápida son los que descontrolan tu IG, es decir tu índice glucémico o nivel de insulina en sangre. SÍ. Toma siempre hidratos en el desayuno y cómelos al medio día (un plato de pasta, arroz o legumbres) si por la tarde vas a hacer ejercicio. Toma legumbres al menos tres veces en semana (su fibra es fantástica para tus intestinos y te quitan el hambre durante horas) y el resto de hidratos mejor integrales, ya que se vierten lentamente al torrente sanguíneo, no producen picos de insulina y no se cumulan en forma de grasa como los refinados. NO. A los hidratos de carbono por la noche. De todo lo que venga envasado y tenga pinta de fast food, olvídate.
El sitio web ConsumerSearch.com recomienda sólo con receta médica la fentermina, un supresor del apetito que ha estado en el mercado durante mucho tiempo. Estas píldoras disponibles sólo a través de un médico se utilizan como parte de una estrategia multifacética para bajar de peso en personas con niveles muy altos de obesidad que hacen dieta. Actúa sobre el sistema nervioso para reducir el hambre y los antojos. Es importante seguir las indicaciones de tu médico al usar este medicamento para evitar los efectos secundarios y una posible adicción.
Otra ventaja de consumir suplementos proteicos para adelgazar es que no alteran el balance de calorías, ya que ingieres una dosis de proteína perfectamente medida que proporciona al cuerpo la cantidad exacta de material que necesita para adelgazar manteniendo el musculo. Un ejemplo: 100 gramos de proteína en polvo aportan 77 gramos de proteína y 357 calorías. Para ingerir esa misma cantidad con alimentos tendrías que comerte 11,5 huevos, que tienen 930 calorías.
Cuando se establece una dieta, con el fin de bajar de peso, se deberá provocar un balance calórico negativo, mediante una restricción en las calorías que introducimos a partir de la dieta. Como contraposición, nuestro cuerpo responderá incrementando la sensación de hambre para solucionar esta circunstancia, empujándonos imperiosamente a buscar este aporte nutricional.
Son los mejores aliados de tu metabolismo. Tener en forma tu masa muscular te supondrá quemar más calorías en reposo, ya que el músculo consume mucha energía. También es la mejor garantía para no sufrir el temido "efecto yo-yó" si haces dieta y para mantener tu peso estable. Cardio + tonificación. Esta es la mejor combinación para perder peso, el ejercicio cardiovascular no es suficiente, así que no te mates a hacer spinning y entra más en las clases de body pump, yoga o en la sala de máquinas. Además, mantener un buen tono muscular es lo que hará que tu cuerpo se mantenga joven y tenga un aspecto atlético, con todas tus curvas en su sitio y sin flaccidez.

El sistema supresor del apetito Slim Shots contiene ingredientes tales como la avena, el aceite de palma y el aspartamo que disminuyen los antojos de comida. Una toma del líquido está destinada a ser ingerida dos veces al día durante la primera semana de uso, seguida por una toma de un día en las semanas posteriores. Los fabricantes de Slim Shots recomiendan el uso del producto en combinación con una dieta saludable y un plan de ejercicios, ya que no promueve la pérdida de peso duradera por sí solo.
No sólo es el jengibre una de las especias más saludables del planeta, sino que también combate la inflamación. Según numerosos estudios, el jengibre, utilizado tradicionalmente para aliviar el dolor de estómago, bloquea varios genes y enzimas en el cuerpo que promueven la inflamación, causantes de la hinchazón. Esto significa que puedes disfrutar de la segunda porción de verduras ricas en nutrientes sin preocupación.
Si esta persona visita el gimnasio y consume 1000 calorías, la proporción es de 20% de grasa y 80% de glucosa, es decir, 200 calorías de grasa y 800 calorías de la glucosa. En el ejercicio, la grasa se obtiene de la grasa muscular (triglicéridos) y la grasa corporal (tejido adiposo) en igual cantidad. Así, la grasa en el cuerpo consumido durante el ejercicio es sólo 100 calorías, lo que se trata de sólo 11g o menos de 0.5 oz!
Consejo: Sólo porque usted está tratando de perder peso, no quiere decir que no pueda comer sus alimentos preferidos. Lo importante es que tenga un plan de alimentación saludable y si un día come algo que engorda mucho, es decir, que tenga muchas calorías, trate de comer menos el resto del día o al día siguiente. Para esto es bueno fijarse en el número total de calorías que come y reducir el tamaño de sus porciones. Encuentre cómo limitar las calorías en sus alimentos preferidos. Por ejemplo, usted puede hornear algunos alimentos en lugar de freírlos o puede usar leche baja en grasa en lugar de crema. No se olvide de llenar la mitad de su plato con frutas y vegetales.
En conclusión: uno de los secretos para perder peso de forma saludable es, simplemente, un poquito de tiempo. Con esto no quiero desanimar, sino hacer comprender por qué todas esas dietas que prometen resultados milagrosos en pocos días en realidad lo que hacen perder es agua y masa muscular, pero no grasa. En realidad, si lo pensáis bien, más vale hacerlo bien de una vez por todas que no desanimarse intentándolo una y otra vez, pensando que va a ser imposible.
La dieta de la papaya es fácil de implementar, esta es una de las frutas más saludables que puedes existir, además de que cuenta con un color muy llamativo y un exquisito sabor bastante dulce. Y en su interior podrás encontrar una grandiosa pulpa compuesta por papaína, el cual es excelente dado a los diversos beneficios que aporta a la salud del organismo, además, como si fuese poco, la dieta de la papaya también es muy efectiva cuando se trata de adelgazar.

Las patatas fritas, los dulces, las galletas, los primeros turrones y mazapanes y la comida precocinada como el pan, la pasta o el queso precocinado e incluso el atún de lata o la leche de almendras pueden contener más sal y azúcar de lo que te imaginas. Así que en lugar de elegir estos alimentos, elige pan integral o cereales enteros como el muesli evitando las harinas blancas y refinadas. Si quieres adelgazar, intenta tomar menos lácteos. El azúcar, la harina y los lácteos pueden causar inflamación así que sustitúyelos por comidas y vegetales para conseguir tu objetivo de perder esos tres kilos de manera más rápida.


Pon agua a calentar y cuando hierva añade un poco de arroz dejando que se cocine hasta que esté hecho. Por otro lado, corta una zanahoria, un pimiento y una cebolla y sofríelas con un poco de aceite, cuando estas estén cocidas añade el arroz y las lentejas (en conserva, previamente escurridas), vierte salsa de soja mientras está en la sartén y voltea para que todo coja el sabor de la soja.
Para qué: para activar la situación metabólica del cuerpo que se conoce como "cetosis" por la cual se empieza a usar la grasa corporal como fuente energética. Las proteínas magras (que no se acompañan de salsas ni aceites en exceso) no suelen convertirse en grasa acumulada y exigen al metabolismo activar una gran cantidad de energía para ser procesadas.

Cuando hay trastornos del sueño, la pérdida de una sola hora de descanso a lo largo de tres días es suficiente para afectar negativamente la hormona reguladora del apetito, la grelina. El sueño de calidad, por el contrario, alimenta la producción de hormonas para quemar grasa, por lo que es una prioridad absoluta si estás tratando de bajar algunas libras. La valeriana es una hierba que siempre ha sido valorada como un sedante ligero.


El sistema supresor del apetito Slim Shots contiene ingredientes tales como la avena, el aceite de palma y el aspartamo que disminuyen los antojos de comida. Una toma del líquido está destinada a ser ingerida dos veces al día durante la primera semana de uso, seguida por una toma de un día en las semanas posteriores. Los fabricantes de Slim Shots recomiendan el uso del producto en combinación con una dieta saludable y un plan de ejercicios, ya que no promueve la pérdida de peso duradera por sí solo.
Empeze en el octubre del 2016 con 97 kg y después de 8 meses ya estoy a 85 kg. Estoy bien, me siento muy energética y positiva y ya se que falta poquito para llegar a mi objetivo de 79 kg. Y todo esto gracias a la ayuda y a la guía de Marisa en Alimmenta. Con su profesionalidad he por fin re-aprendido a comer en manera saludable, a utilizar bien los alimentos en mi dia a dia y he afrontado los cambios que estaban pasando en mi vida con mucha positividad y un poquito mas de calma también en el aspecto de mi alimentación.
Además de ayudarte a mantener el metabolismo activo y consumiendo energía, es la única forma de controlar el apetito y no llegar con un hambre de lobo a la comida o a la cena. Por supuesto, este picoteo debe ser sano. Psicológicamente, será un "subidón" de endorfinas poder comer cuando tengas hambre. SÍ. Frutos secos naturales, sin tostar, como nueces, anacardos, almendras o pipas de girasol; una pieza de fruta fresca o un puñadito de frutos rojos (segunda ración antioxidante); un yogur desnatado; una tortita de arroz inflado; una lata de atún al natural o fiambre bajo en grasa; un par de galletas de avena o un par de onzas de chocolate negro si tienes un ataque de dulce.
Tu dietista nutricionista, deberá conocer dicho patrón alimentario por lo que buscará información lo más detallada posible para poder detectar todos los factores implicados en tu ganancia de peso y grasa corporal. Puedes llevar un diario alimentario que es un instrumento que te permitirá identificar el tipo de alimento y bebida que sueles consumir, la frecuencia con que lo haces (tanto a lo largo del día como semanalmente), e incluso las cantidades consumidas. También podrías registrar otros datos de interés, como el grado de hambre o estrés y la realización de actividad física, aspectos que también serán  determinantes.
Importante: antes de realizar cualquier actividad física de intensidad moderada a intensa se recomienda realizarse estudios de apto físico. Los entrenadores los solicitan antes de comenzar los entrenamientos porque permiten detectar enfermedades que pueden poner en riesgo la salud mientras se desarrolle la actividad física o detectar patologías que favorezcan la aparición de lesiones.
En casos de no contar con el tiempo necesario, se recomienda no suspender las actividades más de 1 o 2 semanas ya que la declinación en la aptitud física baja rápido. Aquellos que, por ejemplo, realizan 3 veces por semana ejercicio es preferible ir una vez por semana alargando la rutina hasta que las obligaciones como exámenes o realizar horas extras en el trabajo cesen. Se pierde menos lo logrado y es más fácil recuperarlo.
Este principio supone consumir alimentos de baja densidad energética y puede ayudarte a bajar de peso haciéndote sentir satisfecho con menos calorías. Las opciones saludables de cada uno de los otros grupos en cantidades moderadas forman el resto de la pirámide; estas opciones comprenden los carbohidratos provenientes de los cereales integrales, las fuentes magras de proteínas, como las legumbres, el pescado y los lácteos con bajo contenido de grasa, y las grasas insaturadas saludables para el corazón.
Sí, has leído bien. Lo que tu metabolismo necesita para mantenerse activo es que no te pongas en "modo restrictivo", cuanto más lo prives de alimentos, más retendrá lo poco que le des. SÍ. Haz cinco comidas al día que empiecen con un buen desayuno, dos tentempiés sanos, una comida inteligente (en función de la actividad física que vayas a hacer después) y una cena ligera. Cada digestión gasta energía, así que si controlas las raciones, tu cuerpo empezará a quemar más calorías. NO. Te saltes comidas, lo único que conseguirás es ir acumulando hambre, ralentizar tu metabolismo y potenciar el efecto rebote si haces dieta.

El orlistat se puede emplear para perder peso en casos de obesidad (IMC superior a 30) o sobrepeso con IMC superior a 28 siempre que se demuestren factores de riesgo asociados, como diabetes mellitus, hipertensión, o niveles altos de colesterol. Ha de ser combinado con una dieta ligera para reducir calorías, siempre que no se haya conseguido adelgazar mediante el ejercicio físico y un cambio de alimentación.

×