La información proporcionada en este sitio web ("Contenido") no es un substituto para el consejo, ya sea de su médico o su nutricionista personal. Por el contrario, se trata de información comparable a lo que se pueda leer en un periódico o una revista, escuchar en la radio o ver en la televisión. El contenido es sólo para fines informativos, no pretende ser un substituto de consejo médico profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que usted pueda tener respecto a cualquier médica. Nunca ignore los consejos médicos o el retraso en la búsqueda por algo que haya leído en este sitio web.

Ellos son muy famosos porque fueron ampliamente emitidos a los soldados británicos durante la Primera Guerra Mundial con el fin de suprimir el apetito. En la Segunda Guerra Mundial, las anfetaminas fueron re-dirigidos para el uso en el mercado civil. Ellos no entraron en un mercado como un supresor del apetito, hasta que fue prohibido en la mayoría de los lugares del mundo. Muchos anfetaminas producen efectos secundarios como la adicción, la taquicardia y la hipertensión, por lo que el uso sin supervisión prolongada peligroso.
Es importante que sepas que el porcentaje de grasa corporal es muy relevante en una persona, ya que un exceso, sobre todo a nivel visceral, puede traer aparejado serias patologías como obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, etc. Los niveles de grasa corporal dependen de varios factores como: la genética, el género, la actividad física, la regulación hormonal, el comportamiento alimentario, la microbiota, etc. Y entre los factores más determinantes estarían la ingesta y el gasto energético diario (gasto en reposo y en actividad), de lo que te hablaré más adelante.
Por supuesto que esto es una aproximación. Lo primero de lo que debes estar seguro/a es que el déficit calórico al final de cada día debe sumar 1.000 kcal. aproximadamente. Así es como la mayoría de los dietistas consiguen que sus clientes bajen de peso, concienciando. Es simple hacerse un plan: coge pape y boli, y una aplicación móvil que te calcule las calorías de lo que comes, y tendrás una aproximación con la que comenzar a hacer cálculos cada día.

El árbol moringa también es conocido como el árbol de la vida y se pueden comer sus tallos, hoja y flores. Se utiliza en muchos preparados alimenticios y también en suplementos deportivos, pues tiene unos altos valores nutricionales y además ayuda a eliminar grasa. Aporta más calcio que la leche y más potasio que el plátano por poner algún ejemplo. Es ideal para tomar entre horas ya que es un buen saciante y durante la digestión acelera nuestro metabolismo. Es un gran té para bajar de peso y en Myprotein lo tenemos en 5 deliciosos sabores para que puedas variar cada día.


El consumo de arándanos puede ayudarte a reducir la inflamación, según un estudio publicado en la revista Molecular Nutrition & Food Research. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores dividieron a los participantes en dos grupos; un grupo recibió una dieta que incluía un equivalente de 1,5 tazas de arándanos, mientras que el otro grupo siguió una dieta de control que no incluía la fruta. Al final del experimento, el grupo que consumió arándanos tenía menor inflamación que sus contrapartes que no consumieron la baya.
Hola llevo meses entrenando y nada no bajo de peso,Mido 1,60 y peso 57 quiero bajar 5 kilos y me cuesta mucho por que el deporte me da mucha hambre sufro de ansiedad sobre todo por las cosas dulces empiezo dietas y no puedoo.. He pensado tomar alguna pastillas, pero deapues me da miedo el efecto rebote Por favor ayuda de verdad quiero rebajar esos 5 kilos
Consejo: Según las guías gubernamentales, usted debe tratar de consumir 3 tazas al día de leche sin grasa o baja en grasa o su equivalente en productos derivados de la leche. Esto puede incluir bebidas a base de soya enriquecidas con vitaminas. Si usted no puede digerir la lactosa (el tipo de azúcar que se encuentra en los productos de la leche), elija productos de leche que no contengan lactosa o que tengan niveles bajos de lactosa. También puede elegir otros alimentos y bebidas que contengan calcio y vitamina D, como por ejemplo:

Cuando comemos, los alimentos se van descomponiendo poco a poco en sus distintos componentes y el organismo los transforma en la “moneda energética”, que es la glucosa. Una vez que obtenemos la cantidad de glucosa que necesitamos para funcionar en ese momento, el exceso se almacena en otra sustancia de reserva (glucógeno), que nos sirve como “despensa” para cuando se pueda necesitar. Si ese exceso de glucosa es muy abundante la despensa está a tope de su capacidad y se transforma en otra sustancia de reserva mucho más consistente y que se moviliza con más dificultad: la grasa.

Si el hígado se agota y no funcionan con combustible antes de dormir, el cerebro desencadena la liberación de hormonas del estrés de las glándulas suprarrenales y degradan el músculo y el hueso, y no es "recuperar" durante el sueño. Y si no "recuperar", no se queman grasas. Por otra parte, la producción excesiva de hormonas de estrés en el largo plazo, día a día puede llevar a muchos males de la salud - incluyendo la obesidad, enfermedades cardiacas, la osteoporosis, la diabetes, la función inmune deficiente, la hipertensión, la depresión y otros problemas de salud preocupante.

La sibutramina actúa directamente sobre el cerebro, sobre los centros de control del apetito en el cerebro; entre otros, actúa sobre neurotransmisores como la serotonina y la noradrenalina, inhibiendo así el apetito. Actúa inhibiendo la recaptación de dichos neurotransmisores, por lo que, al prolongar su efecto, la sibutramina disminuye el apetito y acelera la sensación de saciedad al comer. Por otro lado, la sibutramina también contribuye en la pérdida de peso porque induce a que se intensifiquen los procesos metabólicos. De esta forma, aumenta el metabolismo_basal y el cuerpo quema más energía, es decir, más calorías.
Ya no sólo por su efecto saciante sino porque necesitas beber agua porque luego la pierdes. Según los expertos de Vita Coco "El agua regula la temperatura, elimina toxinas, transporta oxígeno y nutrientes a las células, amortigua las articulaciones y proporciona protección a los tejidos del cuerpo y en el momento en que sientes sed, tu cuerpo ha perdido una media de más de medio litro de agua. En los meses más fríos consumir dos litros y medio de agua al día no siempre es fácil por lo que compaginar esta ingesta con el agua de coco o infusiones puede ser una buena idea para ayudarte a perder peso", aseguran. Además, distintos estudios aseguran que si bebes dos vasos antes de comer reducirá tu apetito y te ayudará a comer y a picar menos.
Hola,tengo 37 años mido 1,55 y peso 56,5 kg. Desde qué dejé de trabajar he engordado 2 kg. Actualmente estoy estudiando y no tengo tiempo para gimnasios, aunque intento ir andando a todos lados. Otra cosa que me pasa es que no me gusta el café, soy de leche con cacao y si no lo tomo no rindo igual. No me gustan los yogures y menos para desayunar. Por lo que nunca sigo las dietas al pie de la letra. ¿Cómo podría hacer para perder algo de peso?

La clave para perder peso (o más bien grasa corporal) es generar un balance energético negativo. Es decir, consumir -de forma controlada- menos calorías de las que quemamos, y que dichas calorías provengan de alimentos de "calidad" nutricional. Eso sí, si exponemos a nuestro cuerpo a una restricción calórica excesiva puede tener efectos negativos: decaimiento y el conocido efecto rebote (nuestro cuerpo se defiende de la falta de energía asimilándola en forma de grasa).
La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) suspendió en 2009 la venta de rimonabant, comercializado en España con el nombre Acomplia®.  Rimonabant (Acomplia®) fue autorizado en la Unión Europea (UE) en junio de 2006. Su indicación estaba autorizada para el tratamiento de pacientes obesos con un Índice de Masa Corporal (IMC) superior o igual a 30 kg/m2 o para pacientes con sobrepeso con un IMC mayor a 27 kg/m2 con factores de riesgo asociados (diabetes tipo 2 o dislipemia). En el momento de su autorización, las alteraciones psiquiátricas, en particular los trastornos depresivos, se identificaron como el problema de seguridad más relevante asociado a este medicamento.
×