Las personas que hacen dieta a menudo ven ciertos supresores del apetito publicitados en revistas o en línea. En general, la palabra “supresor del apetito” se refiere a un medicamento recetado que lo ayuda a sentirse menos hambriento para que pueda perder peso. Sin embargo, el término también es utilizado por algunos fabricantes de pastillas para adelgazar a base de hierbas y componentes naturales para describir a los productos a base de plantas que ayudan a controlar el hambre.

Poco a poco comencé a recuperar el peso y gané muchas libras más. Con los años, mi salud comenzó a disminuir: colesterol alto, presión arterial alta, articulaciones inflamadas y dolorosas, y problemas hormonales. Solo tenía cuarenta y tantos años y mi falta de salud se había convertido en una fuente de gran estrés. No podía imaginar cómo sería a los 60 años. ¡Mis articulaciones ya dolían tanto!
Contrario a lo que muchos pueden pensar,  la dieta mediterránea es la dieta tradicional por excelencia de países como España, Italia y Grecia en los años 60, y gracias a que los especialistas pudieron comprobar que estas personas se encontraban mucho más sanas que los americanos, ahora es una de las dietas más recomendadas para bajar peso rápidamente.
Desde gel y pastillas hasta tés para bajar de peso, en el mercado hay una gran variedad de remedios para poder quemar esa grasa que no nos gusta. Entre tantos sabores y propiedades, es difícil no perderse o no saber cuál escoger, o cuál es el mejor. Si tú también te lo preguntas, este artículo es para ti. Aquí te dejamos una lista con las mejores infusiones para adelgazar de la forma menos artificial posible.
En general, la dieta de Mayo Clinic es segura para la mayoría de los adultos. Fomenta el consumo ilimitado de frutas y de vegetales. Para la mayoría de las personas, comer muchas frutas y vegetales es bueno. Sin embargo, si no estás acostumbrado a hacerlo, puedes experimentar cambios menores y temporales en la digestión a medida que el organismo se adapta a esta nueva manera de alimentarse.
Existen diversas opiniones sobre el uso de inhibidores del apetito y de la absorción de las grasas como tratamiento para perder peso. Algunos opinan que se pueden tomar durante un tiempo como complemento, siempre que finalmente se modifique también la alimentación. Otros consideran que deben tenerse en cuenta los graves efectos secundarios. Eso sí, hay que tener en cuenta que muchos medicamentos para adelgazar  han sido aprobados y después, con el tiempo, son retirados del mercado debido a sus efectos secundarios.
×