La dieta de Mayo Clinic está diseñada para ayudarte a perder de 6 a 10 libras (2.7 a 4.5 kilogramos) durante la fase inicial de dos semanas. Después pasas a la segunda etapa, en la que sigues bajando de 1 a 2 libras (0,5 kg a 1 kg) por semana hasta alcanzar tu peso deseado. Al continuar con los hábitos de vida que aprendiste, puedes mantener tu peso meta de por vida. La mayoría de las personas pueden bajar de peso con casi cualquier plan de dieta que limite las calorías —al menos, a corto plazo. El objetivo de la dieta de Mayo Clinic es ayudarte a mantener el peso de forma permanente al tomar decisiones inteligentes acerca de los alimentos, al aprender a controlar los contratiempos y al cambiar tu estilo de vida.
El sitio web ConsumerSearch.com recomienda sólo con receta médica la fentermina, un supresor del apetito que ha estado en el mercado durante mucho tiempo. Estas píldoras disponibles sólo a través de un médico se utilizan como parte de una estrategia multifacética para bajar de peso en personas con niveles muy altos de obesidad que hacen dieta. Actúa sobre el sistema nervioso para reducir el hambre y los antojos. Es importante seguir las indicaciones de tu médico al usar este medicamento para evitar los efectos secundarios y una posible adicción.
Para este programa, el Dr. Davis desarrolló un comprimido de proteínas naturales que contienen los 22 aminoácidos 10 aspectos esenciales que se encuentran en proteínas. El Dr. Davis utiliza clara de huevo, la proteína de más alta calidad conocidos por el hombre, porque contiene la mayor concentración de los aminoácidos esenciales, pero con cero grasas.
La sibutramina actúa directamente sobre el cerebro, sobre los centros de control del apetito en el cerebro; entre otros, actúa sobre neurotransmisores como la serotonina y la noradrenalina, inhibiendo así el apetito. Actúa inhibiendo la recaptación de dichos neurotransmisores, por lo que, al prolongar su efecto, la sibutramina disminuye el apetito y acelera la sensación de saciedad al comer. Por otro lado, la sibutramina también contribuye en la pérdida de peso porque induce a que se intensifiquen los procesos metabólicos. De esta forma, aumenta el metabolismo_basal y el cuerpo quema más energía, es decir, más calorías.

Perder peso gracias a un tratamiento con fármacos (pastillas para adelgazar) puede parecer tentadoramente fácil a simple vista. Sin embargo, estos tratamientos son muy agresivos y sin un control médico adecuado existe el riesgo de que se presenten efectos secundarios graves. El tratamiento con estos fármacos no implica un cambio en los hábitos por lo  que el paciente suele recuperar el peso perdido al finalizar el tratamiento si no se han instaurados hábitos de alimentación correctos. En la mayoría de los casos, una reducción de peso duradera implica siempre un cambio en el estilo de vida: llevar una alimentación sana y equilibrada complementada con suficiente ejercicio físico es la mejor forma de mantener el peso ideal.
×