Lo bueno de estos medicamentos es que la mayoría de los efectos secundarios son leves y disminuyen a medida que el tratamiento continúa. Medicamentos supresores del apetito que afectan la serotonina han sido retirados del mercado. Los medicamentos que afectan los niveles de catecolaminas pueden causar síntomas tales como insomnio, nerviosismo y euforia.
Esta nuevo tratamiento, interviene en los mecanismos de control del apetito, por lo que consigue aumentar la sensación de saciedad y ralentiza el vaciado del estómago, así consigue que el paciente tenga menos hambre y pierda peso. Sin embargo, este fármaco solo funciona como parte de un programa dietético y ejercicio físico pautado por un especialista endocrino, junto con motivación psicológica, en los casos que sea necesario. Liraglutida 3.0 mg también parece tener efectos sobre otros factores de riesgo que aparecen junto a la obesidad; así baja la glucosa en sangre, aumenta el colesterol HDL, disminuye los triglicéridos y el LDL, ayuda a mejorar la apnea y el perfil lipídico.
Controlar el apetito es muy importante si queremos lograr bajar de peso y llevar una vida más saludable. Para lograr esto existen suplementos que controlan la ansiedad, queman grasa y aceleran el metabolismo, excelentes opciones que no son invasivas para nuestro organismo. Chequea estos 6 productos para controlar el apetito y poder bajar de peso fácilmente.
×