A.D.A.M., Inc. está acreditada por la URAC, también conocido como American Accreditation HealthCare Commission (www.urac.org). La acreditación de la URAC es un comité auditor independiente para verificar que A.D.A.M. cumple los rigurosos estándares de calidad e integridad. A.D.A.M. es una de las primeras empresas en alcanzar esta tan importante distinción en servicios de salud en la red. Conozca más sobre la politica editorial, el proceso editorial y la poliza de privacidad de A.D.A.M. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).
Sin embargo, esta no es la primera vez que Kardashian West se enfrenta a una crítica ante un anuncio de Instagram. En 2015, se metió en problemas con la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) de Estados Unidos por promover una píldora contra las náuseas matutinas del embarazo sin enumerar los largos efectos secundarios. La farmacéutica fue multada y la publicación de Kim fue señalada como “falsa o engañosa”. Eventualmente la foto fue eliminada, pero el anuncio triplicó el impacto digital de la marca. Incluso fue tan exitoso, que hace unos meses Kim lo volvió a publicar con el hashtag #CorrectiveAd (anuncio correctivo) y aunque esperaba a su tercer hijo vía un vientre de alquiler logró demostrar su verdadero poder de influencia: ni siquiera necesita estar embarazada para vender exitosamente un medicamento para las náuseas matutinas.
En una olla grande añade una cucharada de aceite de oliva, cuando esté caliente añade 3 dientes de ajo enteros y remueve para que no se quemen y se doren. Cuando estén doraditos añade las judías pintas (que previamente habrán estado en remojo un día), remueve unos minutos, añade agua (3 veces más que el peso de las judías) y 2 hojas de laurel. Tapa la olla y deja hervir hasta que estén cocidas.
La creatividad cumple un papel importante a la hora de perder peso y querer tener un cuerpo más saludable. El consumo de estos tés ayuda en el proceso dietético, pero es importante mantener siempre una alimentación balanceada, el consumo de ensaladas verdes, incluir proteínas como el pescado y el pollo, así como comer frutas y verduras todos los días, ayuda al metabolismo y a la pérdida de peso. Sin embargo, estos tés podría no solo tomarlos en forma de infusión, podrían agregarlos a un yogurt, acompañarlos con galletas, o incluso hacer ricos helados.
Cuando tu objetivo es adelgazar 15 kilos, también es relevante que sepas que en los 7-8 meses de descenso de peso habrá períodos de estancamiento o mesetas debido a los mecanismos hormonales que se ponen en juego o a la pérdida de la motivación, por ejemplo: “me veo mejor me canso de la dieta”. Esto te podrá requerir  un esfuerzo psicológico mayor para no abandonar el tratamiento por la mitad y será el momento en que el ejercicio físico y la actividad física diaria ganarán mayor protagonismo ya que son los dos únicos componentes del gasto energético diario que se pueden modificar expresamente.  Hago la diferencia entre ejercicio físico (por ejemplo el que puedes hacer en el gimnasio o en un deporte) y  la actividad física diaria (aquella que hacemos al caminar o subir escaleras) para ayudarte a reconocer la importancia de ambos factores. Por lo tanto, es fundamental que adquieras unos buenos hábitos de actividad y/o ejercicio físico para aumentar el gasto energético total y conservar tu musculatura (que es más metabólicamente activa que el tejido graso). De esta manera disminuirás los procesos de estancamiento y  también será más fácil mantener el peso una vez acabada la dieta.

La manzanilla y lavanda hacen frente a la fatiga y la depresión mediante la reducción de la tensión que viene con el insomnio. La reducción del estrés impide que los niveles de inflamación, que han sido directamente vinculados con el peso y azúcar en la sangre, aumenten. Un estudio alemán encontró que la infusión  de manzanilla mejoró significativamente los síntomas físicos relacionados con la falta de sueño, e incluso ayudó a reducir los niveles de la depresión en la falta de sueño crónica.
La doctora Manuela Verdejo, de la clínica Dalystetic, recomienda ingerir más proteínas para crear músculo en tu dieta de adelgazamiento. "Elige el pavo y el pollo y limita la carne roja. Procura aumentar las piezas del pescado a la semana, en especial el azul (salmón, anchoas, trucha, sardinas...) , huevos, tofu, bebidas vegetales de avena o soja y fermentados como el kéfir con bacterias beneficiosas para la salud", apunta la experta.
Consejo: Seleccione los cortes de carne que tienen menos grasa y quíteles toda la grasa que vea. Los cortes de carne con menos grasa incluyen la pechuga de pollo ("chicken breast"), el lomo de cerdo ("pork loin"), el bistec de carne ("beef round steak") y la carne molida de res extra magra ("extra lean ground beef"). También debe fijarse en el tamaño de las porciones. Trate de comer la carne o el pollo en porciones de 3 onzas (unos 8.5 gramos) o menos.
Es importante que encuentres un ejercicio que te guste, si no acabarás buscando excusas para no hacerlo, los beneficios del deporte se multiplican si lo disfrutas. Desde nadar, correr, o ir en bici, actividades dirigidas, deportes de equipo, baile o artes marciales. Hay infinidad de deportes a elegir. Y si no puedes hacer ejercicio deforma planificada, no olvides que la actividad diaria también cuenta, ¡muévete! Camina más y sube escaleras.
Aunque pensé que el pollo y el pescado eran bajos en grasa, la verdad es que mientras el corte más magro de carne de res tiene alrededor de 28 % de calorías de grasa, el de pollo blanco, sin piel, es casi igual, ¡con 24 % de calorías de grasa! El atún tiene el 21 % y el salmón el 40 %. ¡Los huevos tienen el 70 % de grasa! Mis esfuerzos de pérdida de peso estaban fallando porque estaba haciéndolo todo mal.
Ya sabemos que comer pescados ricos en ácidos grasos omega 3 (como el salmón o atún) acelera tu metabolismo, además de regular los niveles de azúcar en sangre y reducir otros problemas como la inflamación. Pero algunos estudios han comprobado que estos ácidos grasos también ayudan a reducir la resistencia a la leptina, una hormona que facilita la pérdida de peso.
Para bajar de peso rápido el principal secreto es hacer cambios en el estilo de vida como disminuir la cantidad de calorías diarias, aumentar la actividad física principalmente ejercicios cardiovasculares para quemar la grasa acumulada en el organismo y, además de esto, se debe tener claro el objetivo que se quiere alcanzar. Por lo que estos cambios a nivel de la alimentación deben incluir alimentos más naturales y menos procesados, aumentando el consumo de agua, frutas, vegetales y de alimentos integrales para aumentar el aporte de fibras al organismo, disminuyendo las grasas, los alimentos precocidos y los alimentos ricos en carbohidratos simples. 
En caso de retener líquidos, la cola de caballo es una buena opción. Pero si lo que tenemos es mucho apetito, la canela es nuestra infusión; ya que, además de reducir los niveles de azúcar en sangre y acelerar el metabolismo, reduce el apetito. En caso de sufrir ansiedad y necesitar relajarnos, ya sea por la dieta o por cualquier otro motivo, tomar melisa o una valeriana. Todas ellas tienen efecto saciante por ser líquidas.

Para perder peso, además de la actividad física, es indispensable corregir los posibles errores alimentarios y adaptar la ingesta calórica a las necesidades calóricas. Para perder entre 500-1000 g/semana la dieta deberá tener entre 500-1000 kcal menos por día que las kilocalorías que se gastan. Así, si se gastan 2000 kcal/dia, para perder 500 g/semana la dieta deberá ser de 1500 kcal/dia.
“Luego del nacimiento de mi segundo hijo, gané peso y no pude bajar durante mucho tiempo. Mi peso era de casi 100 kilos (estoy de acuerdo, eso es mucho) e intenté docenas de dietas para perder peso. El principal problema era que unas tres veces logré perder 25 kilos, pero en algunos meses volvía a aumentar e incluso más que antes”, relata, al tiempo que agrega: “Me di cuenta de que una dieta estricta provocaba que comiera demás, entonces creé mi propia dieta. Perdí casi 50 kilos en 10 meses. Hoy y desde hace más de 6 años, mi peso ronda los 65 kilos”.
¿Por qué una dieta de miel durante la hibernación? La miel es encontrado para ser el alimento más ideal que puede proporcionar un mecanismo de abastecimiento de combustible para el hígado debido a su composición proporción de 1:1 de la fructosa y la glucosa. La fructosa de la miel que entra en el hígado, se convierte en glucosa y se almacena como glucógeno hepático. La fructosa también provoca que la glucosa enzimas en el hígado para tomar la glucosa, por lo tanto, reducir el índice glucémico de la glucosa.
El consumo de té verde junto a la actividad física reduce la grasa abdominal. Entre las catequinas del té, se destaca el galato de epigalocatequina que está considerado como un termogénico natural que promueve la quema de grasa y eleva el gasto calórico. Muy importante es que su consumo continuado ayuda a reducir la absorción de grasas en el organismo, como un efecto antiobesidad. No dudes en introducir el té verde en tu vida.
El limón, posee propiedades cicatrizantes y mejora el aspecto de la piel, el cabello y las uñas. Previene enfermedades degenerativas de la vista y protege el sistema cardiovascular. Todas estas ventajas hablan, sin dudas, de uno de los mejores remedios naturales que tenemos a disposición. Y, sin embargo, sus cualidades no se agotan en esta enumeración, ya que el limón es un eficaz aliado a la hora de perder peso.

Hola Anna, les calories que aporten els 2 tipus de pa són molt similars. Si esculls pa integral tindràs més sensació de sacietat que menjant el pa blanc. A més aporta més nutrients i fibra. La quantitat depen de la teva despesa energètica, del pes que hagis de perdre i de la quantitat d’altres fonts de hidrats de carboni complexes que ingereixis al llarg del dia. Gràcies pel teu comentari.

El éxito en la modificación de tu conducta alimentaria dependerá básicamente de tu capacidad para llevar todos los cambios a la práctica diaria. En este sentido la técnica llamada coaching nutricional y la motivación por el objetivo que te permitirán actuar como protagonista en tu estado de salud, determinando tus objetivos, tus debilidades y fortalezas, tus niveles de hambre y saciedad,  aprendiendo a diferenciar el hambre emocional vs la fisiológica, adoptando un actitud positiva ante el cambio, tomando conciencia de ti mismo y de tus decisiones y por último, adquiriendo responsabilidad, compromiso y confianza en ti mismo/a. El apoyo permanente del dietista nutricionista te puede ayudar a  aplicar estas herramientas.

Se trata de un régimen con un enfoque basado en el “hazlo tú mismo”: es muy flexible pero requiere un gran compromiso, dado que no está tan pautada como otras dietas. La clave del plan reside en la reducción a la mínima expresión del consumo de grasas, en particular las grasas saturadas (lácteos enteros, fritos, carnes grasas…). Por lo demás, se prima el consumo de cereales integrales, fruta, vegetales, pescado y pollo (sin la piel).

Corta unas 5-6 cebollas muy finitas. En una sartén grande añade una cucharada de aceite de oliva y cuando esté caliente rehoga los calamares (solo para marcarlos, no deben cocerse). Cuando hayan cogido un poco de color retíralos del fuego. A continuación, en la misma sartén añades la cebolla, bajas el fuego, añades un poco de agua y sal y cueces a fuego lento. Cuando la cebolla esté prácticamente cocida y doradita añades los calamares y dejas cocer hasta que estos estén en su punto. En unos 5 minutos podrás servirlo.


La liraglutida es un análogo del GLP-1, ya autorizado en la Unión Europea a dosis bajas (hasta 1,8 mg al día) para el tratamiento de la diabetes tipo II. El GLP-1 es una hormona natural del organismo que se secreta en el intestino delgado en respuesta a la ingesta de alimentos y que regula el apetito. Sin embargo, esta hormona desaparece en la sangre a gran velocidad, por lo se ha creado el agonista liraglutida, que permanece más tiempo en la sangre manteniendo la sensación de saciedad por más tiempo.
×