La liraglutida es un análogo del GLP-1, ya autorizado en la Unión Europea a dosis bajas (hasta 1,8 mg al día) para el tratamiento de la diabetes tipo II. El GLP-1 es una hormona natural del organismo que se secreta en el intestino delgado en respuesta a la ingesta de alimentos y que regula el apetito. Sin embargo, esta hormona desaparece en la sangre a gran velocidad, por lo se ha creado el agonista liraglutida, que permanece más tiempo en la sangre manteniendo la sensación de saciedad por más tiempo.
Los supresores del apetito actúan principalmente en los transmisores neuroquímicos del sistema nervioso central para reducir la ingesta de alimentos. Estos medicamentos funcionan en el cerebro para “engañarlo” y hacerle creer que no tiene hambre. Los supresores del apetito con receta se pueden utilizar en conjunto con una dieta saludable y una mayor actividad física para lograr y mantener una pérdida de peso significativa y están destinados para el uso a corto plazo.
El hígado tiene una capacidad de almacenamiento reducido de sólo 75 g de glucosa y que debe emprender 10g/hour, 6,5 g en el cerebro (el más exigente de energía órgano) y 3,5 g para el riñón y glóbulos rojos. Si bien reconocemos el consejo común de dormir lo suficiente para evitar problemas tales como aumento de peso, pérdida de memoria, deterioro físico, etc, 7,5 horas resulta ser la duración del sueño óptimo con abastecimiento de combustible de una sola vez con la miel antes de dormir. Esto está muy en línea con los informes de muchos medios de comunicación que advirtió que el sueño prolongado, al igual que la falta de sueño puede conducir a graves problemas de salud a través del tiempo.
Controlar el apetito es muy importante si queremos lograr bajar de peso y llevar una vida más saludable. Para lograr esto existen suplementos que controlan la ansiedad, queman grasa y aceleran el metabolismo, excelentes opciones que no son invasivas para nuestro organismo. Chequea estos 6 productos para controlar el apetito y poder bajar de peso fácilmente.
×