Otra ventaja de consumir suplementos proteicos para adelgazar es que no alteran el balance de calorías, ya que ingieres una dosis de proteína perfectamente medida que proporciona al cuerpo la cantidad exacta de material que necesita para adelgazar manteniendo el musculo. Un ejemplo: 100 gramos de proteína en polvo aportan 77 gramos de proteína y 357 calorías. Para ingerir esa misma cantidad con alimentos tendrías que comerte 11,5 huevos, que tienen 930 calorías.
Se trata de una dieta que desintoxica tu organismo y te ayuda a conseguir tu peso siguiendo unas claves a diario como beber 2 litros de agua al día, 30 minutos de ejercicio tres días a la semana, dormir al menos 6 horas diarias, no tomar más de dos cafés al día, intentar reducir la ingesta de los hidratos de carbono de harinas refinadas (pan, pasta, harinas, dulces...) y rebajar el consumo de grasas malas como fritos, rebozados... "El pan, el dulce y el alcohol retienen tanto líquido como un puñado de sal, cada 200 gramos de hidratos de carbono refinados se retiene tres cuartos de litro de agua", nos cuenta la doctora López Martín . Además, esta dieta promete adelgazar a lo largo de un mes esos 3 o 4 kilos de más y te ayudará a sentirte más ligera menos cansada y más sana.
Primero de todo, no te agobies y sobre todo no trates de perder el peso que necesitas de manera poco saludable. Recuerda que muchas “dietas milagro” que te prometen mucha pérdida de peso en poco tiempo, generan efectos perjudiciales en tu organismo, además de producir un efecto rebote una vez finalizadas. Por ejemplo es común en esos casos hacer dieta en esta época del año y luego recuperar todo el peso perdido e incluso incrementarlo más durante las vacaciones de agosto. Mi intención es que pierdas esos kilos que te sobran de manera saludable.
Perder peso gracias a un tratamiento con fármacos (pastillas para adelgazar) puede parecer tentadoramente fácil a simple vista. Sin embargo, estos tratamientos son muy agresivos y sin un control médico adecuado existe el riesgo de que se presenten efectos secundarios graves. El tratamiento con estos fármacos no implica un cambio en los hábitos por lo  que el paciente suele recuperar el peso perdido al finalizar el tratamiento si no se han instaurados hábitos de alimentación correctos. En la mayoría de los casos, una reducción de peso duradera implica siempre un cambio en el estilo de vida: llevar una alimentación sana y equilibrada complementada con suficiente ejercicio físico es la mejor forma de mantener el peso ideal.
×