Con qué: la idea es no comer nada sólido, sino consumir las frutas y las verduras en batidos y licuados, por supuesto sin leche, ni siquiera las vegetales por estos dos primeros días. Usar más verduras que frutas es lo ideal ya que las frutas tienen mucha azúcar. 4 vasos para mujeres y 6 para hombres son el consumo recomendado. Durante el día beber agua, tisanas de hierbas y nada de té, mate ni café, para favorecer la desintoxicación.
Es posible que hayas leído en Internet o en alguna revista sobre la posibilidad de adelgazar 5 kilos en una semana o incluso en 3 días. Si bien no digo que esto no sea posible, lo que no cabe duda es que si lo consigues será poniendo en riesgo tu salud. Como dietista – nutricionista siempre recomendaré que sigas una dieta saludable y personalizada de acuerdo a tu gasto calórico. Huye de las dietas milagro para adelgazar rápido y orienta tu alimentación hacia el cambio de hábitos, solo así conseguirás evitar el efecto rebote y sus consecuencias.

¿Hay algo más natural que hacer unos ejercicios de abdominales?. Concretamente existen los denominados abdominales hipopresivos que haciéndolos bien (requieren de un cualificado entrenador personal) se puede conseguir un abdomen tonificado completamente plano. Muchas personas hacen los abdominales tradicionales, los cuales también se suelen hacer mal y no son óptimos para conseguir un vientre espectacular.
Por otra parte, es importante destacar que los tés son infusiones, y que las infusiones consisten en bebidas elaboradas a partir de agua caliente utilizando un sin fin de hierbas, raíces, flores y cualquier sustancia que brinde un beneficio al organismo. En cambio, el té se elabora únicamente de la hoja de la Camellia Sinensis, la cual contiene teína. Si no contiene teína pasa a ser una infusión. Veamos a continuación algunas infusiones y tés adelgazantes quemagrasas.

La dieta verde es ideal para aquellas personas que les encantan los vegetales, ya que la gran cantidad de verduras que la componen son el ingrediente principal de esta dieta. La dieta verde fue ideada por el nutricionista francés, Maurice Diamonne, un reconocido doctor que propone su famosa “Dieta verde” para que a través de ella las personas puedan disminuir la cantidad de grasa acumulada en su cuerpo y a su vez, desintoxicar su organismo de los alimentos procesados.
Si por el contrario estás acostumbrado a realizar ejercicios aeróbicos, independientemente de la modalidad de ejercicio elegida (spinning, running o natación), pásate al ejercicio por intervalos. Con media hora al día, será suficiente. 8 minutos de calentamiento, 15 de ejercicio por intervalos en los que alternes 1 minuto de ejercicio fuerte con 1 más lento y 7 minutos de enfriamiento.
La creatividad cumple un papel importante a la hora de perder peso y querer tener un cuerpo más saludable. El consumo de estos tés ayuda en el proceso dietético, pero es importante mantener siempre una alimentación balanceada, el consumo de ensaladas verdes, incluir proteínas como el pescado y el pollo, así como comer frutas y verduras todos los días, ayuda al metabolismo y a la pérdida de peso. Sin embargo, estos tés podría no solo tomarlos en forma de infusión, podrían agregarlos a un yogurt, acompañarlos con galletas, o incluso hacer ricos helados.

Qsymia (fentermina y topiramato):  Este medicamento ayuda a suprimir el apetito y reducir la ingesta de alimentos. Si tiene un IMC superior a 30 o un índice de masa corporal de 27 o más junto con una afección relacionada con el peso, su médico puede recetarle este producto. El medicamento debe tomarse junto con las modificaciones del estilo de vida para la pérdida de peso sostenida.


Adelgazar 15 kg en 7-8 meses implica que harás un descenso promedio de 500 g a la semana, que es lo recomendable para evitar pérdida muscular y deficiencias nutricionales. Por ello es importante que te pongas en las manos de un dietista nutricionista colegiado que te brindará todas las herramientas necesarias para  que por un  lado, logres disminuir progresivamente tu porcentaje de grasa y por otro lado, para que luego seas capaz de mantener un peso saludable.

Perder peso gracias a un tratamiento con fármacos (pastillas para adelgazar) puede parecer tentadoramente fácil a simple vista. Sin embargo, estos tratamientos son muy agresivos y sin un control médico adecuado existe el riesgo de que se presenten efectos secundarios graves. El tratamiento con estos fármacos no implica un cambio en los hábitos por lo  que el paciente suele recuperar el peso perdido al finalizar el tratamiento si no se han instaurados hábitos de alimentación correctos. En la mayoría de los casos, una reducción de peso duradera implica siempre un cambio en el estilo de vida: llevar una alimentación sana y equilibrada complementada con suficiente ejercicio físico es la mejor forma de mantener el peso ideal.

×