¿Qué es un peso saludable? La respuesta es distinta para cada persona. Pero es importante que sepas cuál es el peso saludable para ti. Consulta nuestras preguntas y respuestas principales sobre el peso, el aumento de peso y la pérdida de peso. Y habla con tu médico o enfermera sobre tus objetivos de peso. Las mujeres suelen aumentar o bajar de peso de manera diferente, por lo que las medidas que tomes para bajar de peso pueden ser diferentes de las medidas que tome otra persona.
Los bocadillos de meriendas son cosas como pequeños pasteles, bizcochos, rollos de canela, galletas, etc. La comida rápida son las hamburguesas y papas fritas en lugares como McDonalds o Burger King, pero ambos tipos de comida chatarra son en extremo poco saludables para tu cuerpo. Las sodas y bebidas gaseosas también, se consideran un tipo de comida basura,

Más verduras y frutas. En cada comida empieza por un buen plato de verdura, preparada como más te guste. Come tanta como desees hasta sentirte satisfecho. El aporte de fibra de la verdura te hará sentirte saciado por más tiempo, impidiendo así que sientas hambre y piques entre horas. Complementa las comidas con huevo, pescado o carne magra, acompañadas siempre por ensalada.
La falta de sueño efectivamente provoca ganas de azúcar y de lúcidos afectando a las hormonas del apetito. Un estudio mostró que hasta una noche de mal sueño podría contribuir a la resistencia de la insulina. "Obtener un buen sueño necesita una preparación, así que para conseguir dormir más tiempo, lo ideal sería practicar la meditación, la relajación o un baño caliente con sales ricas en magnesio antes de acostarte", propone Marc Le Quenven, doctor en naturopatía de The Green Shelters. Y además asegúrate de cenar unas tres horas antes de irte a la cama para que de tiempo a tu cuerpo a digerir toda la comida. Es un truco de la doctora Mar Mira, médico-estético, experta en nutrición y co-directora del centro Mira+Cueto que te ayudará a perder esos kilos de más.
Hay muchas dietas y productos disponibles, pero se oyen tantas cosas que es difícil saber qué creer. La información que aquí le ofrecemos le puede ayudar. Esta hoja informativa habla de algunos de los mitos y verdades sobre la pérdida de peso, la nutrición y la actividad física. Esta información le puede ayudar a que haga cambios saludables en su vida diaria.
La infusión de goji ayuda a quemar hasta un 10% de calorías. La Lycium Barbarum, planta de la que se cosechan los gojis, es una terapia medicinal tradicional asiática para la diabetes, pero también cuenta con un efecto de adelgazamiento. La mayoría de las infusiones de goji se mezclan con el té verde, incrementando aún más su consumo de calorías. En un estudio publicado en el Journal of the American College of Nutrition, a los participantes se les dio o bien una dosis única de L. barbarum o un placebo después de una comida.

El objetivo de la dieta de Mayo Clinic es ayudarte a bajar el exceso de peso y a encontrar una manera de alimentarte que puedas mantener de por vida. Se centra en cambiar tu rutina diaria al agregar o romper hábitos que puedan marcar una diferencia en tu peso, como comer más frutas y vegetales, no comer mientras miras la televisión y hacer ejercicio durante 30 minutos por día.
La obesidad es una enfermedad que afecta a millones de adultos, adolescentes y niños, lo que plantea graves riesgos para la salud. Generalmente, los expertos consideran que la obesidad sea una enfermedad crónica que requiere tratamiento y la gestión de toda la vida. Uno se considera obesidad si el 20% por encima del peso corporal ideal, de acuerdo a informes de peso altura estándar, o si uno de índice de masa corporal, o IMC, supera 30. Los estrategias más importantes para la gestión de la obesidad no son medicamentos, sino más bien, una dieta saludable junto con moderada ejercicio. Por supuesto, el uso de medicamentos de venta con receta pueden ayudar pero nunca debe ser el único tratamiento para la obesidad, ni es siempre considerado una cura.
Utiliza aceite de oliva. Es el aceite más utilizado en la cocina mediterránea. Es un alimento rico en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos monoinsaturados que le confieren propiedades cardioprotectoras. Este alimento representa un tesoro dentro de este régimen y ha perdurado a través de siglos entre las costumbres gastronómicas regionales otorgando a los platos un sabor y aroma únicos.
El picar no es que sea conveniente, sino que es una buenísima estrategia para mantener nuestra glucemia controlada y por tanto regular nuestro apetito. El problema aparece cuando ese picoteo es aleatorio e improvisado, al igual que debemos organizar nuestros desayunos y comidas principales, debemos llevar un cierto control de las alternativas de picoteo sano que están a nuestro alcance para poder incluir entre horas. En principio los alimentos que más nos interesan son aquellos alimentos que nos aporten una pequeña cantidad de azúcar que se absorba de forma lo más lenta posible, que venga asociado a una importante cantidad de fibra para estimular la saciedad y siempre acompañado con una cantidad significativa de agua. Nuestra sugerencia para un picoteo saludable: fruta, lácteos desnatados, cantidades controladas de frutos secos, pequeños bocadillos y sándwich de pan integral pueden ser muy buenas alternativas.
Porque aunque parezca que no, sí que se pueden perder en una semana esos tres kilos de más de forma rápida y sin efecto yo-yó. La cuestión es, ¿cómo? La doctora experta Ana Bellón nos da una de las respuestas "con una dieta controlada que preserve nuestra masa muscular y que ataque a la grasa localizada lo que favorecerá unos buenos resultados a largo plazo", nos asegura.

¡Bájalo! Esta etapa de dos semanas está diseñada para comenzar a bajar de peso; puedes bajar un máximo de 6 a 10 libras (2,7 kg a 4,5 kg) de manera segura y saludable. En esta etapa, te centras en los hábitos del estilo vida que se relacionan con el peso. Aprendes a adoptar cinco hábitos saludables, a abandonar cinco hábitos poco saludables y a incorporar otros cinco hábitos saludables adicionales. Esta etapa puede ayudarte a ver algunos resultados rápidos (un estímulo psicológico) y a poner en práctica hábitos importantes que llevarás a la siguiente etapa de la dieta.

Intenta bajar 0,5 a 1 kg por semana y asegúrate de estar consumiendo más de 1200 calorías diarias, ya que dietas por debajo de este valor calórico no se pueden asegurar los requerimientos de vitaminas y minerales. Si te sobran más de 10 kg respecto al peso normal que se corresponde con tu estatura (IMC >18,5-24,9 kg/m2) puedes marcarte como objetivo perder 1 kg por semana, pero si te sobran 4-5 kg deberás bajar alrededor de 500 g por semana. Este ritmo de pérdida de peso, junto a la práctica de ejercicio físico regular, te asegurará que el peso que pierdes es mayoritariamente en forma de grasa.
Es importante que detectes los obstáculos habituales, que crees un entorno adecuado y que adoptes la actitud y la determinación necesaria para lograr este cambio en tu alimentación que repercutirá positivamente en otros aspectos de tu vida. Y recuerda que para modificar los hábitos alimenticios tendrás que modificar tu manera de pensar y sentir hacia la comida. Si piensas que eres feliz gracias a los alimentos ricos en grasa, azúcar y sal, le confieres a estos alimentos un poder inmensurable y te conviertes en una persona dependiente de los alimentos no saludables. Por lo que el replanteamiento debe hacerse también desde tus propias emociones y sentimientos. Deberás aprender a comer conscientemente, identificando tus emociones y escuchando a tu cuerpo; tendrás que desconectar el piloto automático en el acto de la ingesta, sin perder el control  y a la vez disfrutando del momento.
¡Vívelo! Esta etapa es un enfoque de la dieta y de la salud para toda la vida. En esta etapa, aprendes más acerca de las elecciones de alimentos, los tamaños de las porciones, la planificación de los menús, la actividad física, el ejercicio y cómo mantener los hábitos saludables. Puedes continuar bajando de manera estable entre 1 a 2 libras (0,5 kg a 1 kg) por semana hasta alcanzar tu objetivo de peso. Esta etapa también te puede ayudar a mantener tu objetivo de peso de forma permanente.

Con el fin de ayudarte a conseguir tus metas, seguir una buena alimentación y perder peso CuidatePlus, de la mano de expertos, te ofrecen algunas dietas que puedes incorporar a tus rutinas para adelgazar, como la la dieta de los Días Alternos, o la Dieta del Vino y el Jamón, elaborada por Rubén Bravo, director del departamento de Naturopatía y Nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, que explicamos a continuación:
¿Por qué una dieta de miel durante la hibernación? La miel es encontrado para ser el alimento más ideal que puede proporcionar un mecanismo de abastecimiento de combustible para el hígado debido a su composición proporción de 1:1 de la fructosa y la glucosa. La fructosa de la miel que entra en el hígado, se convierte en glucosa y se almacena como glucógeno hepático. La fructosa también provoca que la glucosa enzimas en el hígado para tomar la glucosa, por lo tanto, reducir el índice glucémico de la glucosa.
El consumo de arándanos puede ayudarte a reducir la inflamación, según un estudio publicado en la revista Molecular Nutrition & Food Research. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores dividieron a los participantes en dos grupos; un grupo recibió una dieta que incluía un equivalente de 1,5 tazas de arándanos, mientras que el otro grupo siguió una dieta de control que no incluía la fruta. Al final del experimento, el grupo que consumió arándanos tenía menor inflamación que sus contrapartes que no consumieron la baya.
Reducelant Garcinia es un poderoso agente de pérdida de peso que destruye la grasa corporal más rápido. Este suplemento inhibe el funcionamiento de la enzima productora de grasa llamada citrato liasa a partir de la creación de nuevas células de grasa. Además, estas píldoras aumentan su metabolismo, para soportar una inflamación más rápida de la grasa obstinada del vientre. Mejora el nivel de serotonina en el cuerpo para promover el nivel de satisfacción después de las comidas.
El contenido de esta publicación es proporcionado como un servicio del Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIDDK por sus siglas en inglés), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). NIDDK traduce y comparte los resultados de sus investigaciones a través de sus propios centros de información y sus programas de educación para incrementar el conocimiento de salud y las enfermedades entre pacientes, profesionales de la salud y el público en general. Las publicaciones producidas por NIDDK son cuidadosamente revisadas por los científicos del NIDDK y otros expertos.
Los ensayos clínicos son parte de la investigación clínica y a la raíz de todos avances médicos. Los ensayos clínicos buscan maneras nuevas de prevenir, detectar o tratar enfermedades. Los investigadores también usan los ensayos clínicos para estudiar otros aspectos de la atención clínica, como la manera de mejorar la calidad de vida de las personas con enfermedades crónicas. Averigüe si los ensayos clínicos son adecuados para usted.
Algunas dietas de moda no son saludables y no proveen todos los nutrientes que el cuerpo necesita. Además, si pierde más de 3 libras (casi 1½ kilos) a la semana por varias semanas, puede aumentar la posibilidad de que desarrolle cálculos biliares (masas de material sólido en la vesícula biliar que pueden ser dolorosas). Si sigue una dieta de menos de 800 calorías al día por largo tiempo, puede llegar a tener problemas graves del corazón.

Con este batido depurarás tu colon para eliminar toxinas y desechos que se van acumulando. Lava bien dos manzanas y pásalas por la licuadora para extraer el zumo. Añade una cucharada de semillas de linaza, medio vaso de agua y una cuchara de miel y bate bien los ingredientes. Una vez estén integrados, añade una cucharada de semillas de chía, remueve con un tenedor y deja que se disuelvan ligeramente. 5 minutos después volvemos a remover con un tenedor y bebe. El mejor momento para tomarlo es por la mañana en ayunas. Hazlo diariamente durante 2 semanas, puedes perder hasta 6 kilos.
La liraglutida es un análogo del GLP-1, ya autorizado en la Unión Europea a dosis bajas (hasta 1,8 mg al día) para el tratamiento de la diabetes tipo II. El GLP-1 es una hormona natural del organismo que se secreta en el intestino delgado en respuesta a la ingesta de alimentos y que regula el apetito. Sin embargo, esta hormona desaparece en la sangre a gran velocidad, por lo se ha creado el agonista liraglutida, que permanece más tiempo en la sangre manteniendo la sensación de saciedad por más tiempo.
×