Hola, tengo 16 años y mido 1,65m y pesos 67kg, se que estoy ” gorda” porque gasto una 40-42, el problema es que mi madre tubo un trastorno alimenticio de joven y no quiere que yo haga dieta ni nada de eso, ya que tiene miedo a que me pase lo mismo, como convenzco a mi madre? Ya q mi padre está de acuerdo, y por cierto ya he intentado otras dietas y salir a caminar pero nada lo max. que he llegado a bajar a sido 1kg. Yo me desespero 😂
La dieta de Mayo Clinic es la dieta oficial que creó Mayo Clinic y que se basa en la investigación y en la experiencia clínica. Se centra en el consumo de alimentos saludables que son muy sabrosos y en el aumento de la actividad física. Hace hincapié en que la mejor manera de mantener el peso ideal para siempre es cambiar el estilo de vida y adoptar hábitos saludables nuevos. Esta dieta no es un enfoque único que sirve para todos, sino que se puede adaptar a tus necesidades individuales y a tus antecedentes médicos.

Es natural que toda persona que desea bajar de peso quiera hacerlo rápidamente. Sin embargo, la evidencia demuestra que las personas que bajan de peso en forma gradual y constante (entre 1 y 2 libras por semana) logran mejores resultados en no volver a recuperarlo. Bajar de peso en forma saludable no se trata solamente de seguir una dieta o programa. Es llevar un estilo de vida estable que incluya cambios a largo plazo en la alimentación diaria y los hábitos de ejercicio.
Si no consumes cinco piezas de fruta fresca (cruda o exprimida), y quieres perder peso de manera permanente en un período de, digamos, seis semanas (este período depende de tu patrón de alimentación actual) lo mejor que puedes hacer es comer (o exprimir) esas piezas de frutas cada día. Si no has consumido esa cantidad de comida sana durante un tiempo prolongado, lo más probable es que tu cuerpo comience a desintoxicarse ¡Incluso te puedes enfermar!
Corta a dados un calabacín, media berenjena, una cebolla y 10 champiñones a laminas. En una sartén añade una cucharada de aceite de oliva y cuando este esté caliente añade las verduras y rehógalas. Debes pocharlas a fuego lento, si se queman añade un poco de agua. Cuando estén pochadas añade las gambas descongeladas y cuando estas estén cocidas añades los espaguetis y un poco de albahaca. Remueve unos minutos y ya lo tendrás listo.

Cuando fui a visitarme con la dietista, solo quería bajar un poco de barriga, pero ella me explicó que bajar la cintura a menos de 94 cm lograría mejorar mi analítica (colesterol y triglicéridos), la tensión arterial y disminuir el riesgo cardiovascular y entonces entendí la importancia de comer bien. Así que ahora sigo sus pautas y creo realmente que he logrado cambiar de hábitos. Además, tengo menos acidez y mejores digestiones. Gracias, Marisa.


La propuesta de la dieta baja en carbohidratos, es rica en proteínas y hasta el momento es considerada una de las dietas más eficaces para la pérdida peso. De hecho, existe una gran cantidad de evidencia científica, que asegura que una dieta proteica y baja en carbohidratos, es la opción perfecta para aquellas personas que desean adelgazar rápidamente.  Además son perfectas para tratar diferentes problemas de salud como la obesidad, la diabetes, el síndrome metabólico y otras afecciones relacionadas con una mala alimentación.


Unos años más tarde, empecé a recuperar algo de peso, a pesar de que me estaba desgastando con el ejercicio. Me encontré con un artículo que decía que, a medida que envejecemos, nuestro metabolismo se ralentiza debido a la disminución natural de la masa muscular, por lo que debemos aumentar nuestro ejercicio de quema de calorías. Si no lo hacemos, aumentamos 10 libras (cuatro kilogramos) cada unos cuantos años, a pesar de que todavía estemos haciendo ejercicio. Recuerdo haber pensado: “¡¿QUÉ ?!”. Me estaba ejercitando hasta la muerte para mantener el peso, ¿y ahora iba a tener que aumentar continuamente la intensidad y la distancia, solo para evitar ganarlo de vuelta? Ese desaliento fue el comienzo del final de mis días de guerrera del ejercicio.
Para ser sinceros, las dietas milagro saludables no existen, pues nuestro cuerpo adelgazará demasiado en poco tiempo no dándole tiempo a una respuesta adaptativa efectiva. Esto provocará que, cuando volvamos a pasarnos un poco en la ingesta de calorías, nuestro cuerpo asimile todo lo que comamos engordando en menor tiempo y volviendo al estado anterior rápidamente. Hacer ejercicio aeróbico y anaeróbico cada día 30 minutos, nos reportará una quema extra saludable, ya que nuestro cuerpo tiene un diseño especial que hace que moverse y ejercitarse sea esencial.
Como hemos dicho, el té verde ha ganado mucha fama en todas partes por sus beneficios antioxidantes, que combaten los radicales libres del cuerpo. Pero la mayor causa es que muchos lo consumen para ayudarse en tratamientos de adelgazamiento. Para muchos, perder peso no es sencillo, y buscamos remedios que nos ayuden y aumenten la eficacia de nuestro empeño por lograr este objetivo.
El segundo alimento son las frutas y las verduras. Es cierto aquello que tantas veces se repite y que dice que es necesario ingerir al menos cinco piezas de fruta y porciones de verdura al día. No sólo nos permitirá perder peso, también contribuirá a la mejora o el mantenimiento de nuestra Salud. O lo que es lo mismo, ayuda a prevenir enfermedades. Cada una de las comidas del día debe ir acompañada por frutas y verduras. De cualquier tipo y color. Puede combinar fruta con los cereales matutinos, ensalada con la comida o cena  y piezas sueltas para la merienda.
Cuando tu objetivo es adelgazar 15 kilos, también es relevante que sepas que en los 7-8 meses de descenso de peso habrá períodos de estancamiento o mesetas debido a los mecanismos hormonales que se ponen en juego o a la pérdida de la motivación, por ejemplo: “me veo mejor me canso de la dieta”. Esto te podrá requerir  un esfuerzo psicológico mayor para no abandonar el tratamiento por la mitad y será el momento en que el ejercicio físico y la actividad física diaria ganarán mayor protagonismo ya que son los dos únicos componentes del gasto energético diario que se pueden modificar expresamente.  Hago la diferencia entre ejercicio físico (por ejemplo el que puedes hacer en el gimnasio o en un deporte) y  la actividad física diaria (aquella que hacemos al caminar o subir escaleras) para ayudarte a reconocer la importancia de ambos factores. Por lo tanto, es fundamental que adquieras unos buenos hábitos de actividad y/o ejercicio físico para aumentar el gasto energético total y conservar tu musculatura (que es más metabólicamente activa que el tejido graso). De esta manera disminuirás los procesos de estancamiento y  también será más fácil mantener el peso una vez acabada la dieta.
Si por el contrario estás acostumbrado a realizar ejercicios aeróbicos, independientemente de la modalidad de ejercicio elegida (spinning, running o natación), pásate al ejercicio por intervalos. Con media hora al día, será suficiente. 8 minutos de calentamiento, 15 de ejercicio por intervalos en los que alternes 1 minuto de ejercicio fuerte con 1 más lento y 7 minutos de enfriamiento.
Cuando tu objetivo es adelgazar 15 kilos, también es relevante que sepas que en los 7-8 meses de descenso de peso habrá períodos de estancamiento o mesetas debido a los mecanismos hormonales que se ponen en juego o a la pérdida de la motivación, por ejemplo: “me veo mejor me canso de la dieta”. Esto te podrá requerir  un esfuerzo psicológico mayor para no abandonar el tratamiento por la mitad y será el momento en que el ejercicio físico y la actividad física diaria ganarán mayor protagonismo ya que son los dos únicos componentes del gasto energético diario que se pueden modificar expresamente.  Hago la diferencia entre ejercicio físico (por ejemplo el que puedes hacer en el gimnasio o en un deporte) y  la actividad física diaria (aquella que hacemos al caminar o subir escaleras) para ayudarte a reconocer la importancia de ambos factores. Por lo tanto, es fundamental que adquieras unos buenos hábitos de actividad y/o ejercicio físico para aumentar el gasto energético total y conservar tu musculatura (que es más metabólicamente activa que el tejido graso). De esta manera disminuirás los procesos de estancamiento y  también será más fácil mantener el peso una vez acabada la dieta.
© 2018 Oxomio. Tel. +52 55 8526 6131 - WhatsApp +52 1 415 167 2067 - Estas declaraciones no han sido evaluadas por la FDA. Nuestros productos no están destinados a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad. El contenido que se encuentra en Oxom.io está destinado exclusivamente a los Estados Unidos de América. Si visita este sitio web desde cualquier otro lugar, es su responsabilidad seguir las leyes, reglas y regulaciones de ese lugar.

Los bocadillos de meriendas son cosas como pequeños pasteles, bizcochos, rollos de canela, galletas, etc. La comida rápida son las hamburguesas y papas fritas en lugares como McDonalds o Burger King, pero ambos tipos de comida chatarra son en extremo poco saludables para tu cuerpo. Las sodas y bebidas gaseosas también, se consideran un tipo de comida basura,
La dieta DASH responde al acrónimo 'Dietary Approaches to Stop Hypertension' (“enfoque alimenticio para detener la hipertensión”) y, como su nombre indica, fue desarrollada por el Instituto Nacional de Salud estadounidense como una dieta específica para tratar a pacientes con tensión alta. Aunque no nació como una dieta de adelgazamiento, sí que sirve para tal fin.
Corta a dados un calabacín, media berenjena, una cebolla y 10 champiñones a laminas. En una sartén añade una cucharada de aceite de oliva y cuando este esté caliente añade las verduras y rehógalas. Debes pocharlas a fuego lento, si se queman añade un poco de agua. Cuando estén pochadas añade las gambas descongeladas y cuando estas estén cocidas añades los espaguetis y un poco de albahaca. Remueve unos minutos y ya lo tendrás listo.
Sólo un poco de ejercicio servirá. Es importante hacer un poco de ejercicio todos los días, especialmente si estás en un trabajo en el que debes estar sentado todo el día. Una media hora de caminata cada día funcionará. Por supuesto más ejercicio es siempre mejor, pero nunca te sientas mal si no puedes hacerlo. Si das una caminata durante al menos media hora cada día estarás bien. Estirar los músculos también es bueno, te hace más consciente de tu cuerpo.
Ya no sólo por su efecto saciante sino porque necesitas beber agua porque luego la pierdes. Según los expertos de Vita Coco "El agua regula la temperatura, elimina toxinas, transporta oxígeno y nutrientes a las células, amortigua las articulaciones y proporciona protección a los tejidos del cuerpo y en el momento en que sientes sed, tu cuerpo ha perdido una media de más de medio litro de agua. En los meses más fríos consumir dos litros y medio de agua al día no siempre es fácil por lo que compaginar esta ingesta con el agua de coco o infusiones puede ser una buena idea para ayudarte a perder peso", aseguran. Además, distintos estudios aseguran que si bebes dos vasos antes de comer reducirá tu apetito y te ayudará a comer y a picar menos.
El término de este régimen se refiere a aquellas personas que basan su alimentación en una dieta vegetariana pero que de manera ocasional, y que por las razones que sea, consumen algunos productos de origen animal como mariscos, pescados o aves. Algunos pensarán que entonces todo el mundo entra dentro de este concepto, pero no es así. Su alimentación esta basada en una dieta verde y el consumo de origen animal es ocasional o excepcional.Lo que lo define es la frecuencia en este tipo de ingesta de alimentos.
Consejo: Según las guías gubernamentales, usted debe tratar de consumir 3 tazas al día de leche sin grasa o baja en grasa o su equivalente en productos derivados de la leche. Esto puede incluir bebidas a base de soya enriquecidas con vitaminas. Si usted no puede digerir la lactosa (el tipo de azúcar que se encuentra en los productos de la leche), elija productos de leche que no contengan lactosa o que tengan niveles bajos de lactosa. También puede elegir otros alimentos y bebidas que contengan calcio y vitamina D, como por ejemplo:

Bajar de peso no le resulta fácil a nadie. Al comenzar una dieta o rutina de ejercicios, la ansiedad, el hambre y las tentaciones parecen aumentar, lo que nos hace estar pensando en comida todo el día. Por suerte, existen en el mercado suplementos que controlan el apetito y pueden ayudarnos a acelerar el proceso de la pérdida de peso. Hoy te presentamos los 5 mejores.
×