La obesidad es una enfermedad que afecta a millones de adultos, adolescentes y niños, lo que plantea graves riesgos para la salud. Generalmente, los expertos consideran que la obesidad sea una enfermedad crónica que requiere tratamiento y la gestión de toda la vida. Uno se considera obesidad si el 20% por encima del peso corporal ideal, de acuerdo a informes de peso altura estándar, o si uno de índice de masa corporal, o IMC, supera 30. Los estrategias más importantes para la gestión de la obesidad no son medicamentos, sino más bien, una dieta saludable junto con moderada ejercicio. Por supuesto, el uso de medicamentos de venta con receta pueden ayudar pero nunca debe ser el único tratamiento para la obesidad, ni es siempre considerado una cura.
ADVERTENCIA: ESTAS DECLARACIONES NO HAN SIDO EVALUADAS POR LA “FOOD AND DRUG ADMINISTRATION”. ESTE PRODUCTO NO PRETENDE DIAGNOSTICAR, TRATAR, CURAR O PREVENIR ENFERMEDAD ALGUNA. NO SE PROPORCIONARÁ NINGUNA PRESCRIPCIÓN A MENOS QUE EXISTA UNA NECESIDAD CLÍNICA BASADA EN UN EXAMEN DE LABORATORIO, CONSULTA MÉDICA E HISTORIA CLÍNICA CORRIENTE DE PARTE DEL MÉDICO PERSONAL DEL PACIENTE O DE FIT 4 LIFE MEDICAL CENTER. POR FAVOR RECUERDE: EL EXAMEN DE LABORATORIO NO CALIFICA AUTOMÁTICAMENTE AL PACIENTE PARA TENER UNA NECESIDAD CLÍNICA Y SOLICITAR UNA PRESCRIPCIÓN. NINGUNA INFORMACION U OPINIÓN EXPRESADA EN EL SITIO WEB O CUALQUIER ANUNCIO DE FIT 4 LIFE MEDICAL CENTER PRETENDE SER, O PODRA ENTENDERSE COMO CONSEJO MÉDICO, Y SOLO SIRVEN A MODO DE REFERENCIA. PARA OBTENER MÁS INFORMACIÓN POR FAVOR CONSULTE NUESTRO AVISO LEGAL
Además, el azúcar natural de las frutas afecta el consumo de hidratos de carbono —sobre todo si consumes muchas frutas—. Es posible que esto aumente temporalmente tu nivel de azúcar en sangre o de ciertas grasas en sangre. Sin embargo, este efecto disminuye si estás bajando de peso. Si tienes diabetes o alguna otra enfermedad, o inquietudes, trabaja con tu médico para adaptar la dieta de Mayo Clinic a tu situación. Por ejemplo, las personas que tienen diabetes deberían procurar consumir más vegetales que frutas si es posible. Una buena idea es comer vegetales como tentempiés en lugar de frutas únicamente.
Importante: antes de realizar cualquier actividad física de intensidad moderada a intensa se recomienda realizarse estudios de apto físico. Los entrenadores los solicitan antes de comenzar los entrenamientos porque permiten detectar enfermedades que pueden poner en riesgo la salud mientras se desarrolle la actividad física o detectar patologías que favorezcan la aparición de lesiones.
Es un clásico cuando se empiezan las dietas y no hay especialista que no haga hincapié en ello. Los nutricionistas insisten mucho en que la clave de un buen régimen es que sea “moderado, variado y equilibrado”. Para adelgazar basta con seguir una serie de pautas, y priorizar unos alimentos frente a otros, pero la mayoría de mortales necesitan, además, un menú específico: una bien reglamentada que les asegure el éxito.
Perder peso gracias a un tratamiento con fármacos (pastillas para adelgazar) puede parecer tentadoramente fácil a simple vista. Sin embargo, estos tratamientos son muy agresivos y sin un control médico adecuado existe el riesgo de que se presenten efectos secundarios graves. El tratamiento con estos fármacos no implica un cambio en los hábitos por lo  que el paciente suele recuperar el peso perdido al finalizar el tratamiento si no se han instaurados hábitos de alimentación correctos. En la mayoría de los casos, una reducción de peso duradera implica siempre un cambio en el estilo de vida: llevar una alimentación sana y equilibrada complementada con suficiente ejercicio físico es la mejor forma de mantener el peso ideal.
×