Ellos son muy famosos porque fueron ampliamente emitidos a los soldados británicos durante la Primera Guerra Mundial con el fin de suprimir el apetito. En la Segunda Guerra Mundial, las anfetaminas fueron re-dirigidos para el uso en el mercado civil. Ellos no entraron en un mercado como un supresor del apetito, hasta que fue prohibido en la mayoría de los lugares del mundo. Muchos anfetaminas producen efectos secundarios como la adicción, la taquicardia y la hipertensión, por lo que el uso sin supervisión prolongada peligroso.
Sin embargo, esta no es la primera vez que Kardashian West se enfrenta a una crítica ante un anuncio de Instagram. En 2015, se metió en problemas con la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) de Estados Unidos por promover una píldora contra las náuseas matutinas del embarazo sin enumerar los largos efectos secundarios. La farmacéutica fue multada y la publicación de Kim fue señalada como “falsa o engañosa”. Eventualmente la foto fue eliminada, pero el anuncio triplicó el impacto digital de la marca. Incluso fue tan exitoso, que hace unos meses Kim lo volvió a publicar con el hashtag #CorrectiveAd (anuncio correctivo) y aunque esperaba a su tercer hijo vía un vientre de alquiler logró demostrar su verdadero poder de influencia: ni siquiera necesita estar embarazada para vender exitosamente un medicamento para las náuseas matutinas.
Controlar el apetito es muy importante si queremos lograr bajar de peso y llevar una vida más saludable. Para lograr esto existen suplementos que controlan la ansiedad, queman grasa y aceleran el metabolismo, excelentes opciones que no son invasivas para nuestro organismo. Chequea estos 6 productos para controlar el apetito y poder bajar de peso fácilmente.
×