Además, para conseguir adelgazar esos kilos no debes dejarte engañar por las dietas milagro o a base de té rojo, proteínas o, batidos "detox", porque "el secreto reside en combinar además una dieta que te ayude a eliminar grasa además de otros hábitos y protocolos que redefinan tu silueta", apunta Marina Rulló, Directora de Centro de Estética RAME.
Tu cuerpo reacciona como un buque petrolero por lo que si deseas cambiar su rumbo esto tomará algún tiempo. Cada cambio estructural en la dirección correcta es un cambio del que debes estar orgulloso siempre y cuando este sea permanente. Después de hacer un cambio, este tomará alrededor de seis semanas en volverse un cambio permanente y convertirse en parte de tu vida diaria.
Intenta bajar 0,5 a 1 kg por semana y asegúrate de estar consumiendo más de 1200 calorías diarias, ya que dietas por debajo de este valor calórico no se pueden asegurar los requerimientos de vitaminas y minerales. Si te sobran más de 10 kg respecto al peso normal que se corresponde con tu estatura (IMC >18,5-24,9 kg/m2) puedes marcarte como objetivo perder 1 kg por semana, pero si te sobran 4-5 kg deberás bajar alrededor de 500 g por semana. Este ritmo de pérdida de peso, junto a la práctica de ejercicio físico regular, te asegurará que el peso que pierdes es mayoritariamente en forma de grasa.
Con el calor y las trasnochadas es fácil salir de casa sin desayunar, pero recuerda que todos los estudios médicos demuestran que las personas que desayunan bien cada día tienen menos probabilidades de ganar kilos con los años y comen menos a lo largo del día. Si te cuesta desayunar, hazte batidos de fruta con yogur y guárdalos en la nevera para tener fresquitos cuando te levantas.

Es importante que sepas que el porcentaje de grasa corporal es muy relevante en una persona, ya que un exceso, sobre todo a nivel visceral, puede traer aparejado serias patologías como obesidad, hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares, cáncer, etc. Los niveles de grasa corporal dependen de varios factores como: la genética, el género, la actividad física, la regulación hormonal, el comportamiento alimentario, la microbiota, etc. Y entre los factores más determinantes estarían la ingesta y el gasto energético diario (gasto en reposo y en actividad), de lo que te hablaré más adelante.

Es normal que pienses que esta semana de control de tus comidas no suele ser habitual, bien porque has cometido excesos extra, porque has tenido más compromisos, más comidas de trabajo, etc. Probablemente, tu vida social es así a menudo durante el año, por lo tanto, cualquier semana que elijas para realizar este seguimiento, podría ser tu día a día habitual.
Los médicos coinciden en que la adición de comida chatarra en tu dieta afecta directamente tu peso, logrando que te pongas [email protected] Pero la cosa se pone pero aún, la comida chatarra también se asocia con la presión arterial fuera de control, caries dental, algunas formas de cáncer, y más. Y lo que es peor, es que algunas de las grasas contenidas dentro de ciertos alimentos chatarra en realidad pueden hacer que tu cuerpo desee más alimentos sin necesitarlos creando una adicción. Es la receta perfecta para que te enfermes y la obesidad se mantenga en tu vida… Los efectos de estos antojos pueden durar días después de consumir la comida chatarra. Consejo estricto; Mantener la comida chatarra fuera de tu dieta tanto como sea posible.
Los efectos secundarios son varios, entre estos efectos se encuentran los digestivos como el incremento de la hinchazón, resistencia a la insulina y esteatosis hepática (hígado graso). De acuerdo con el doctor Michael Parizza quien descubrió el CLA proporciona una forma previamente desconocida como antioxidante contra el ataque a la membrana de los radicales libres. Otra de sus funciones es que inhibe la actividad de la enzima lipoproteína lipasa que descompone las partículas de grasa en la sangre.
Existen diversas opiniones sobre el uso de inhibidores del apetito y de la absorción de las grasas como tratamiento para perder peso. Algunos opinan que se pueden tomar durante un tiempo como complemento, siempre que finalmente se modifique también la alimentación. Otros consideran que deben tenerse en cuenta los graves efectos secundarios. Eso sí, hay que tener en cuenta que muchos medicamentos para adelgazar  han sido aprobados y después, con el tiempo, son retirados del mercado debido a sus efectos secundarios.
×