Hay muchas dietas y productos disponibles, pero se oyen tantas cosas que es difícil saber qué creer. La información que aquí le ofrecemos le puede ayudar. Esta hoja informativa habla de algunos de los mitos y verdades sobre la pérdida de peso, la nutrición y la actividad física. Esta información le puede ayudar a que haga cambios saludables en su vida diaria.
La mayoría de los nutricionistas, como los de la Escuela de Salud Pública y los Institutos Nacionales de Salud de Harvard recomiendan la pérdida de peso lenta y constante a un ritmo de alrededor de 1 o 2 libras por semana. Para perder sólo una libra por semana, usted debe quemar 3.500 calorías más de lo que consume. Puede crear este déficit recortando calorías de su ingesta diaria, aumentando su nivel de actividad o por la combinación de los dos. Apunta a gastar entre 500 y 1.000 calorías más por día que se ingiere para perder 1 a 2 libras por semana.
También conocido por dragón negro o té azul está comprobado que nos ayuda a adelgazar. El té oolong es un aliado del hígado puesto que su consumo ayuda a perder peso y evita el hígado graso. Al igual que otros tés contiene catequinas y polifenoles que también lo hacen un buen antioxidante y termogénico provocando una buena quema de grasas. Un par de tazas diarias es lo que necesitas de este té.
Todos los medicamentos de venta con receta utilizado para tratar la obesidad son y deben ser utilizados como sustancias controladas. Esto significa que los médicos deben seguir las pautas rígidas cuando se prescribe ellos. Aunque el abuso y la dependencia no son comunes con los medicamentos supresores del apetito no anfetaminas, los médicos deben tener cuidado al prescribir ellos.

Cuando se entra en la dinámica de perder mucho peso, llegará un momento en que pueda convertirse en una obesión y aparezcan los temidos trastornos de la alimentación como son la anorexia o bulimia. Situaciones en las que por muy bien que esté nuestro cuerpo, seguiremos percibiéndolo con exceso de grasa y la necesidad imperiosa (sea como sea), de perder peso.

La infusión de goji ayuda a quemar hasta un 10% de calorías. La Lycium Barbarum, planta de la que se cosechan los gojis, es una terapia medicinal tradicional asiática para la diabetes, pero también cuenta con un efecto de adelgazamiento. La mayoría de las infusiones de goji se mezclan con el té verde, incrementando aún más su consumo de calorías. En un estudio publicado en el Journal of the American College of Nutrition, a los participantes se les dio o bien una dosis única de L. barbarum o un placebo después de una comida.
El éxito en la modificación de tu conducta alimentaria dependerá básicamente de tu capacidad para llevar todos los cambios a la práctica diaria. En este sentido la técnica llamada coaching nutricional y la motivación por el objetivo que te permitirán actuar como protagonista en tu estado de salud, determinando tus objetivos, tus debilidades y fortalezas, tus niveles de hambre y saciedad,  aprendiendo a diferenciar el hambre emocional vs la fisiológica, adoptando un actitud positiva ante el cambio, tomando conciencia de ti mismo y de tus decisiones y por último, adquiriendo responsabilidad, compromiso y confianza en ti mismo/a. El apoyo permanente del dietista nutricionista te puede ayudar a  aplicar estas herramientas.
Hola Paloma, si ya vas a un nutricionista tendrías que consultarle tus dudas. Por lo que cuentas en tu mensaje puede que la dieta y la medicación no estén bien pautadas ya que no deberías tener tantas bajadas de azúcar y tampoco deberías subir de peso. Si quieres nosotras podríamos llevarte la parte nutricional de tu tratamiento, puedes ponerte en contacto con nosotras a través del formulario de contacto o vía telefónica. Un saludo.
Debes apoyar tu peso en los dedos de los pies. Las manos han de estar debajo de los hombros. El cuerpo, recto, rectisimo. Debes tener cuidado, asegura Sims, de mantener tu núcleo bloqueado, para que se forme una línea recta entre la cabeza, los glúteos y los talones. Vamos, que no muevas ni un músculo. Una vez que tengas dominada la postura, dobla los brazos y baja lo que puedas, y luego vuelve a la posición inicial extendiendo las extremidades superiores.
Hola. Tota la vida que estat fent dietes i aconseguia aprimarem. Ara fa un any i mig que he deixat de fumar i m’he engreixat quasi 10 k. Em sento bé però estic molt enfadada perquè no em veig bé i voldria aconseguír aprimarme almenys 5o 6 kilos.. Tinc 68 anys. Quasi no val la pena, que faig? Intento fer el règim que poses tu? Creus que serasuficient per mi?
Además de tus condiciones genéticas, tu capacidad para eliminar la grasa va a depender de tu nivel de entrenamiento. Los principiantes pueden perder grasa y ganar músculo con mucha facilidad durante los primeros 2 ó 3 meses de entrenamiento. En el caso de que lleves practicando deporte toda la vida, te será mucho más complicado reducir tus valores de tejido adiposo. En la siguiente tabla tienes una orientación de la cantidad de grasa que puedes quemar en cada semana de entrenamiento.
Como te decíamos antes, muchas veces no son los alimentos en sí los que te engordan sino la forma y el momento en que los comes. Por ejemplo, los hidratos son recomendables por la mañana o al medio día si después vas a hacer un esfuerzo físico, pero no por la noche, cuando se acumularían durante el sueño. Para cenar son mucho más ligeras las proteínas, sobre todo si has hecho ejercicio, ya que son el alimento de los músculos. También es importante combinar bien los alimentos: pasta y proteínas siempre "casan" con verduras, pero no van demasiado bien juntas, ya que dan como resultado platos demasiado calóricos y difíciles de digerir. La forma de cocinar los alimentos también resulta fundamental: mejor frescos, al vapor, al horno o a la plancha.
Aunque no existe ninguna dieta milagrosa que te haga bajar de peso de un día para otro, hay formas muy sencillas y planes alimenticios que te ayudarán a bajar esos kilos de más y mantenerte más saludable en menos tiempo de lo esperado sin tener que sufrir. La clave está en una selección correcta de los alimentos para tu dieta diaria. Para ello debemos priorizar unos alimentos frente a otros y seguir al pie de la letra las pautas de un menú especifico, que sea moderada, variada y muy equilibrada.

La obesidad es una enfermedad que afecta a millones de adultos, adolescentes y niños, lo que plantea graves riesgos para la salud. Generalmente, los expertos consideran que la obesidad sea una enfermedad crónica que requiere tratamiento y la gestión de toda la vida. Uno se considera obesidad si el 20% por encima del peso corporal ideal, de acuerdo a informes de peso altura estándar, o si uno de índice de masa corporal, o IMC, supera 30. Los estrategias más importantes para la gestión de la obesidad no son medicamentos, sino más bien, una dieta saludable junto con moderada ejercicio. Por supuesto, el uso de medicamentos de venta con receta pueden ayudar pero nunca debe ser el único tratamiento para la obesidad, ni es siempre considerado una cura.
Es posible que hayas leído en Internet o en alguna revista sobre la posibilidad de adelgazar 5 kilos en una semana o incluso en 3 días. Si bien no digo que esto no sea posible, lo que no cabe duda es que si lo consigues será poniendo en riesgo tu salud. Como dietista – nutricionista siempre recomendaré que sigas una dieta saludable y personalizada de acuerdo a tu gasto calórico. Huye de las dietas milagro para adelgazar rápido y orienta tu alimentación hacia el cambio de hábitos, solo así conseguirás evitar el efecto rebote y sus consecuencias.
Es normal que pienses que esta semana de control de tus comidas no suele ser habitual, bien porque has cometido excesos extra, porque has tenido más compromisos, más comidas de trabajo, etc. Probablemente, tu vida social es así a menudo durante el año, por lo tanto, cualquier semana que elijas para realizar este seguimiento, podría ser tu día a día habitual.

El orlistat se puede emplear para perder peso en casos de obesidad (IMC superior a 30) o sobrepeso con IMC superior a 28 siempre que se demuestren factores de riesgo asociados, como diabetes mellitus, hipertensión, o niveles altos de colesterol. Ha de ser combinado con una dieta ligera para reducir calorías, siempre que no se haya conseguido adelgazar mediante el ejercicio físico y un cambio de alimentación.
×