En conclusión: uno de los secretos para perder peso de forma saludable es, simplemente, un poquito de tiempo. Con esto no quiero desanimar, sino hacer comprender por qué todas esas dietas que prometen resultados milagrosos en pocos días en realidad lo que hacen perder es agua y masa muscular, pero no grasa. En realidad, si lo pensáis bien, más vale hacerlo bien de una vez por todas que no desanimarse intentándolo una y otra vez, pensando que va a ser imposible.
Con el fin de ayudarte a conseguir tus metas, seguir una buena alimentación y perder peso CuidatePlus, de la mano de expertos, te ofrecen algunas dietas que puedes incorporar a tus rutinas para adelgazar, como la la dieta de los Días Alternos, o la Dieta del Vino y el Jamón, elaborada por Rubén Bravo, director del departamento de Naturopatía y Nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, que explicamos a continuación:
En una olla grande añade una cucharada de aceite de oliva, cuando esté caliente añade 3 dientes de ajo enteros y remueve para que no se quemen y se doren. Cuando estén doraditos añade las judías pintas (que previamente habrán estado en remojo un día), remueve unos minutos, añade agua (3 veces más que el peso de las judías) y 2 hojas de laurel. Tapa la olla y deja hervir hasta que estén cocidas.
Es posible que hayas leído en Internet o en alguna revista sobre la posibilidad de adelgazar 5 kilos en una semana o incluso en 3 días. Si bien no digo que esto no sea posible, lo que no cabe duda es que si lo consigues será poniendo en riesgo tu salud. Como dietista – nutricionista siempre recomendaré que sigas una dieta saludable y personalizada de acuerdo a tu gasto calórico. Huye de las dietas milagro para adelgazar rápido y orienta tu alimentación hacia el cambio de hábitos, solo así conseguirás evitar el efecto rebote y sus consecuencias.
Ya no sólo por su efecto saciante sino porque necesitas beber agua porque luego la pierdes. Según los expertos de Vita Coco "El agua regula la temperatura, elimina toxinas, transporta oxígeno y nutrientes a las células, amortigua las articulaciones y proporciona protección a los tejidos del cuerpo y en el momento en que sientes sed, tu cuerpo ha perdido una media de más de medio litro de agua. En los meses más fríos consumir dos litros y medio de agua al día no siempre es fácil por lo que compaginar esta ingesta con el agua de coco o infusiones puede ser una buena idea para ayudarte a perder peso", aseguran. Además, distintos estudios aseguran que si bebes dos vasos antes de comer reducirá tu apetito y te ayudará a comer y a picar menos.
La dieta de Mayo Clinic no requiere precisión para contar las calorías o los gramos de grasa. En cambio, la Pirámide de Mayo Clinic para peso sano sirve de guía para tomar decisiones inteligentes en cuanto a la alimentación. El mensaje principal es simple: consume la mayoría de los alimentos de los grupos que se encuentran en la base de la pirámide e ingiere una menor cantidad de los que se encuentran en la punta, y muévete más.
El verano es la época perfecta para las ensaladas, pero no te dejes llevar por la rutina y olvídate de la lechuga. Todos los grupos de alimentos se pueden presentar como una ensalada. Debes seguir comiendo de todo en verano. La ensalada es otra forma de disfrutar de las legumbres en verano, prueba a cocer alubias, garbanzos, soja o lentejas y añadirlas frías a la ensalada para y disfrutar de su riqueza en fibra, proteína vegetal e hidratos de carbono, sin pasar calores.

Otro suplemento natural es el Meratrim, que es la combinación de dos extractos que pueden cambiar el metabolismo de las células de grasa, haciendo que estas no se multipliquen, ayuda a mantener la energía y así reducir la ingesta de carbohidratos y azúcares, también reduce la producción de colesterol y ácidos grasos en el cuerpo, y ayuda a utilizar la energía almacenada en el cuerpo. No contiene efectos secundarios conocidos.
En conclusión: uno de los secretos para perder peso de forma saludable es, simplemente, un poquito de tiempo. Con esto no quiero desanimar, sino hacer comprender por qué todas esas dietas que prometen resultados milagrosos en pocos días en realidad lo que hacen perder es agua y masa muscular, pero no grasa. En realidad, si lo pensáis bien, más vale hacerlo bien de una vez por todas que no desanimarse intentándolo una y otra vez, pensando que va a ser imposible.
Además, depender de un supresor distrae del verdadero objetivo de mantener una dieta saludable que incluya ejercicio y alimentos ricos en fibra y nutrientes (algo que controla el apetito de forma natural y previene la ansiedad por comer). Una buena alternativa a los productos artificiales para bajar de peso, y que recomiendan los expertos, es esforzarse por establecer unos patrones de alimentación saludable a largo plazo, con ayuda de un nutricionista o de un programa de pérdida de peso que enseñe a los usuarios a establecer un equilibrio óptimo entre los grupos de alimentos y las cantidades de ingesta adecuadas. "La solución rápida de la colombina supresora del apetito nunca es la respuesta a la pérdida de peso", dice Marlowe. "Lo que se necesita es una dieta equilibrada y una digestión sana; no hay otra manera".

Perder peso gracias a un tratamiento con fármacos (pastillas para adelgazar) puede parecer tentadoramente fácil a simple vista. Sin embargo, estos tratamientos son muy agresivos y sin un control médico adecuado existe el riesgo de que se presenten efectos secundarios graves. El tratamiento con estos fármacos no implica un cambio en los hábitos por lo  que el paciente suele recuperar el peso perdido al finalizar el tratamiento si no se han instaurados hábitos de alimentación correctos. En la mayoría de los casos, una reducción de peso duradera implica siempre un cambio en el estilo de vida: llevar una alimentación sana y equilibrada complementada con suficiente ejercicio físico es la mejor forma de mantener el peso ideal.

×