Se trata de una dieta muy variada en la que se prima la ingesta de frutas, verduras y lácteos bajos en grasa. También se consumen cereales integrales, carne, pescado y legumbres, pero de forma más restringida. Las grasas saturadas, los azúcares refinados y los carbohidratos están prácticamente prohibidos. La dieta va acompañada de un plan de actividades de ejercicio físico y reduce a la mínima expresión el consumo de alcohol. Dado que es una dieta especialmente recomendable para tratar la hipertensión, la sal está limitada al punto justo en que nuestros guisos empiezan a saber a algo.
Elabore una lista de sus hábitos de alimentación. Mantener un "diario de alimentos" durante unos días donde anote todo lo que come y la hora en que lo hace le ayudará a descubrir sus hábitos. Por ejemplo, puede caer en la cuenta de que siempre quiere algo dulce cuando siente una baja de su energía a media tarde. Use planificación de menús (en inglés) [PDF-34KB] para elaborar la lista. Es bueno anotar cómo se sentía cuando decidió comer, especialmente si no tenía hambre. ¿Estaba cansado o estresado?
En resumen, para adelgazar con salud es necesario reconsiderar los hábitos de alimentación y modificar aquellos que son erróneos. Se recomienda seguir una dieta equilibrada y variada. Todo aquel que practique además actividad física moderada habitualmente y queme más calorías diarias de las que consume, puede estar seguro de que perderá peso de forma duradera y estará cuidando su salud.
En general, bajar de peso siguiendo una dieta saludable y nutritiva —como la dieta de Mayo Clinic— puede reducir el riesgo de tener problemas de salud relacionados con el peso, como la diabetes, las enfermedades del corazón, la presión arterial alta y la apnea del sueño. Si ya tienes alguno de esos trastornos, es posible que mejoren considerablemente si bajas de peso, sin importar el plan de dieta que sigas.
Aunque no existe ninguna dieta milagrosa que te haga bajar de peso de un día para otro, hay formas muy sencillas y planes alimenticios que te ayudarán a bajar esos kilos de más y mantenerte más saludable en menos tiempo de lo esperado sin tener que sufrir. La clave está en una selección correcta de los alimentos para tu dieta diaria. Para ello debemos priorizar unos alimentos frente a otros y seguir al pie de la letra las pautas de un menú especifico, que sea moderada, variada y muy equilibrada.
La clave para perder peso (o más bien grasa corporal) es generar un balance energético negativo. Es decir, consumir -de forma controlada- menos calorías de las que quemamos, y que dichas calorías provengan de alimentos de "calidad" nutricional. Eso sí, si exponemos a nuestro cuerpo a una restricción calórica excesiva puede tener efectos negativos: decaimiento y el conocido efecto rebote (nuestro cuerpo se defiende de la falta de energía asimilándola en forma de grasa).
Existen infusiones que debido a sus componentes son capaces de quemar las grasas del cuerpo, sin embargo algunos solo son diuréticos y ayudan a eliminar líquidos, pero no eliminan tejido graso. Todos los tés poseen características diferentes, no solo el olor, color o su aroma, sino por sus componentes nutricionales. Ninguno es mejor o peor a la hora de querer adelgazar, solo que algunos tienen ciertas propiedades que otros no.
En nutrición no somos todos iguales, ni tenemos el mismo metabolismo, ni la misma edad, gustos, actividad diaria… Por tanto, no es posible que una misma dieta sirva para todo el mundo y consiga los mismos efectos en cada una de las personas que la siguen. Lo mismo ocurre con las recetas, no todas son para todo el mundo. Te proponemos tantas recetas para adelgazar que no sabrás cuál elegir.
Liraglutida 3.0 solo se puede dispensar con receta médica. El medicamento se administra a través de una inyección subcutánea al día (por ejemplo en el muslo, la parte superior del brazo o el abdomen), preferiblemente siempre a la misma hora. La dosis inicial es de 0,6 mg al día. Está dosis se irá aumentando 0,6 mg cada semana hasta un máximo de 3,0 mg al día. El médico evalúa si se debe continuar con el tratamiento una vez al año. 
×