Todo el mundo se quema una cantidad básica de calorías por día sólo para la función - el bombeo de sangre, la eliminación de residuos y la respiración. Esta es su tasa metabólica basal (TMB) y está influenciado por su tamaño (personas mayores queman más calorías), la masa muscular, la genética, el sexo y la edad. Además de su BMR, cada actividad que realiza - de la ducha para ir de compras a escribir en el ordenador - quema calorías. La cantidad de calorías quemadas haciendo un movimiento específico depende de su nivel de intensidad, su tamaño y su eficiencia. El ejercicio contribuye a esta quema de calorías. Por ejemplo, una mujer de 150 libras funcionando a una velocidad de 6 kilómetros por hora sobre una cinta de correr (10 minutos millas) quema alrededor de 1000 calorías en una hora. Ingerir más calorías de las que gasta en un día y usted aumentará de peso, mantener el consumo y la producción, incluso para mantener su peso y crear un déficit de calorías para bajar de peso.
Importante: antes de realizar cualquier actividad física de intensidad moderada a intensa se recomienda realizarse estudios de apto físico. Los entrenadores los solicitan antes de comenzar los entrenamientos porque permiten detectar enfermedades que pueden poner en riesgo la salud mientras se desarrolle la actividad física o detectar patologías que favorezcan la aparición de lesiones.
Según los nutricionistas la fentermina debe de ser indicada bajo receta médica, aun cuando estas pastillas supresoras del apetito han estado dentro del mercado mundial durante muchos años. Esto se debe a que estas poderosas píldoras actúa sobre el sistema nervioso para lograr disminuir los niveles de antojos y el apetito, por lo cual este supresor se usa mayormente como una estrategia o como último recurso para tratar a personas que padecen un nivel de obesidad bastante grande.
Cuando se entra en la dinámica de perder mucho peso, llegará un momento en que pueda convertirse en una obesión y aparezcan los temidos trastornos de la alimentación como son la anorexia o bulimia. Situaciones en las que por muy bien que esté nuestro cuerpo, seguiremos percibiéndolo con exceso de grasa y la necesidad imperiosa (sea como sea), de perder peso.
Algunas personas que hacen cambios drásticos en los niveles de dieta o ejercicio podrían caer más peso en las primeras semanas de esfuerzo. Recuerde, hacer cambios sólo durante un corto período de tiempo puede dar resultados al principio, pero cuando vuelva a los viejos hábitos, su peso volverá. Los investigadores de la UCLA encuestaron datos de 31 estudios de dieta diferentes y reportados en una edición de abril de 2007 del "American Psychologist" que la mayoría de personas que hacen dieta a recuperar el peso perdido en pocos años. Hacer pequeños cambios en su dieta que se puede vivir con los siglos de la creación de un estilo de vida más activo, la búsqueda de movimiento que le guste, es la única manera segura de alcanzar y mantener un peso saludable.
Consejo: Según las guías gubernamentales, usted debe tratar de consumir 3 tazas al día de leche sin grasa o baja en grasa o su equivalente en productos derivados de la leche. Esto puede incluir bebidas a base de soya enriquecidas con vitaminas. Si usted no puede digerir la lactosa (el tipo de azúcar que se encuentra en los productos de la leche), elija productos de leche que no contengan lactosa o que tengan niveles bajos de lactosa. También puede elegir otros alimentos y bebidas que contengan calcio y vitamina D, como por ejemplo:

La dieta de Mayo Clinic ofrece ideas prácticas y realistas para incorporar más actividad física y ejercicio a lo largo del día, así como para encontrar un plan que funcione para ti. La dieta recomienda hacer, por lo menos, 30 minutos de ejercicio todos los días e, incluso, más ejercicio a fin de obtener mayores beneficios para la salud y para bajar de peso aún más. La dieta también hace hincapié en moverse más durante el día, como usar las escaleras en lugar del elevador.
2Reference for 5%: Blackburn G. (1995). Effect of degree of weight loss on health benefits. Obesity Research 3: 211S-216S. 2 Reference for 10%: NIH, NHLBI Obesity Education Initiative. Clinical Guidelines on the Identification, Evaluation, and Treatment of Overweight and Obesity in Adults. Disponible en Internet: http://www.nhlbi.nih.gov/guidelines/obesity/ob_gdlns.pdf [PDF-1.25MB]
La doctora Manuela Verdejo, de la clínica Dalystetic, recomienda ingerir más proteínas para crear músculo en tu dieta de adelgazamiento. "Elige el pavo y el pollo y limita la carne roja. Procura aumentar las piezas del pescado a la semana, en especial el azul (salmón, anchoas, trucha, sardinas...) , huevos, tofu, bebidas vegetales de avena o soja y fermentados como el kéfir con bacterias beneficiosas para la salud", apunta la experta.
Es realmente sencillo. Responde a las preguntas del test y descubre cuál es el programa de alimentación que más se ajusta a tus necesidades. Eso sí, intenta contestar las preguntas siendo lo más sincera posible. Y si dudas entre varias respuestas, escoge aquella en la que te sientas más reflejada. El resultado te dirá si debes seguir una dieta baja en grasas, una dieta saciante o bien una dieta depurativa.

Además de tus condiciones genéticas, tu capacidad para eliminar la grasa va a depender de tu nivel de entrenamiento. Los principiantes pueden perder grasa y ganar músculo con mucha facilidad durante los primeros 2 ó 3 meses de entrenamiento. En el caso de que lleves practicando deporte toda la vida, te será mucho más complicado reducir tus valores de tejido adiposo. En la siguiente tabla tienes una orientación de la cantidad de grasa que puedes quemar en cada semana de entrenamiento.
La próxima vez que realices ejercicio (caminar, nadar, correr, etc.) añade algunos intervalos de 30 segundos en los que aumentes la intensidad y luego regresa a la intensidad normal. Estos ligeros cambios harán que tu cuerpo consuma más energía, fortalece considerablemente la capacidad de las células para regenerarse y las ayuda a tener una mayor oxigenación.
La infusión de limón puede ayudarte a adelgazar la barriga rápido, gracias a su contenido de D-limoneno. Este compuesto que se encuentra en la corteza del limón, es un aceite esencial que se ha utilizado por sus efectos diuréticos desde la antigüedad. Sin embargo, hasta hace poco, no hubo hallazgos científicos para respaldar lo indicado. Un estudio en animales publicado en la Revista de la Sociedad Farmacéutica de Japón confirmó que el D-limoneno es un efectivo disolvente biodegradable de la grasa corporal.
También aportan proteína en su forma más pura, es decir, sin apenas carbohidratos ni grasas (que posiblemente ya ingieres en cantidad suficiente con los alimentos). Tampoco contienen sustancias acompañantes no deseadas, como colesterol y purinas, que están presentes sobre todo en la piel y los despojos de alimentos de origen animal y pueden causar gota.
Las personas que hacen dieta a menudo ven ciertos supresores del apetito publicitados en revistas o en línea. En general, la palabra “supresor del apetito” se refiere a un medicamento recetado que lo ayuda a sentirse menos hambriento para que pueda perder peso. Sin embargo, el término también es utilizado por algunos fabricantes de pastillas para adelgazar a base de hierbas y componentes naturales para describir a los productos a base de plantas que ayudan a controlar el hambre.
Por otra parte, es importante destacar que los tés son infusiones, y que las infusiones consisten en bebidas elaboradas a partir de agua caliente utilizando un sin fin de hierbas, raíces, flores y cualquier sustancia que brinde un beneficio al organismo. En cambio, el té se elabora únicamente de la hoja de la Camellia Sinensis, la cual contiene teína. Si no contiene teína pasa a ser una infusión. Veamos a continuación algunas infusiones y tés adelgazantes quemagrasas.
Este fármaco ha demostrado su eficacia en varios estudios con más de 5.800 pacientes obesos o con sobrepeso, con una duración de hasta 56 semanas. En los estudios se comparó liraglutida con placebo. A los pacientes se les administró el medicamento como parte de un programa de pérdida de peso que incluía dieta y ejercicio. Tras analizar los cinco estudios conjuntamente, con una dosis diaria de 3 mg, los pacientes lograron una reducción del 7,5 % del peso corporal, comparado con un 2,3 % de reducción en los pacientes que recibieron placebo. La pérdida de peso fue más pronunciada en las mujeres que en los hombres.
×