Hola,tengo 37 años mido 1,55 y peso 56,5 kg. Desde qué dejé de trabajar he engordado 2 kg. Actualmente estoy estudiando y no tengo tiempo para gimnasios, aunque intento ir andando a todos lados. Otra cosa que me pasa es que no me gusta el café, soy de leche con cacao y si no lo tomo no rindo igual. No me gustan los yogures y menos para desayunar. Por lo que nunca sigo las dietas al pie de la letra. ¿Cómo podría hacer para perder algo de peso?

Almuerzo/Cena Pechuga de pollo a la plancha + 3 cdas de arroz integral + ensalada de repollo, tomate y remolacha rallada + 1 cdta de aceite de oliva + 1 naranja 1 rueda de pescado cocido + 2 papas pequeñas cocidas + ensalada de coles + 1 cdta de aceite de oliva +1 rebanada de patilla Filete de pollo en salsa de tomate natural+ 3 cdas de garbanzos + ensalada de zanahoria, brócoli y chayota + 1 cdta de aceite de oliva + 1/2 taza de fresas
Seamos realistas: ya ni operación bikini ni nada. No te da tiempo. Lo has intentado y tal, pero las terrazas y el buen tiempo te han boicoteado la dieta. ¡Malditas! Bueno, aún te quedan unos días para irte a la playa a lucir cuerpazo, de bueno, no de grande. Te proponemos un reto: una dieta de dos semanas para que pierdas esos cinco kilitos que te sobran (son más, pero los otros los dejamos para septiembre mejor).
Con el fin de ayudarte a conseguir tus metas, seguir una buena alimentación y perder peso CuidatePlus, de la mano de expertos, te ofrecen algunas dietas que puedes incorporar a tus rutinas para adelgazar, como la la dieta de los Días Alternos, o la Dieta del Vino y el Jamón, elaborada por Rubén Bravo, director del departamento de Naturopatía y Nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, que explicamos a continuación:
Perder peso gracias a un tratamiento con fármacos (pastillas para adelgazar) puede parecer tentadoramente fácil a simple vista. Sin embargo, estos tratamientos son muy agresivos y sin un control médico adecuado existe el riesgo de que se presenten efectos secundarios graves. El tratamiento con estos fármacos no implica un cambio en los hábitos por lo  que el paciente suele recuperar el peso perdido al finalizar el tratamiento si no se han instaurados hábitos de alimentación correctos. En la mayoría de los casos, una reducción de peso duradera implica siempre un cambio en el estilo de vida: llevar una alimentación sana y equilibrada complementada con suficiente ejercicio físico es la mejor forma de mantener el peso ideal.
×