Esta actúa inhibiendo la degradación de la grasa consumida, en la región del intestino delgado y de este modo el cuerpo no absorbe más grasa de la necesaria, por lo tanto, existe una reducción de absorción de calorías, debido a esto puede incrementar la pérdida de peso hasta 6 libras, esto ha sido comprobado a partir de la realización de 11 estudios científicos, a un determinado grupo de personas que han estado consumiendo de manera constante Orlistat.
El objetivo de la dieta de Mayo Clinic es ayudarte a bajar el exceso de peso y a encontrar una manera de comer que puedas mantener de por vida. Se centra en cambiar tu rutina diaria al agregar o romper hábitos que puedan marcar una diferencia en tu peso, como comer más frutas y vegetales, no comer mientras miras la televisión y hacer ejercicio durante 30 minutos al día.
En primer lugar, para empezar a perder peso es necesario conseguir un balance energético negativo. En otras palabras: gastar más calorías de las que se ingieren. La mejor forma de lograrlo consiste en cambiar los hábitos alimentarios y practicar más ejercicio. Si se desea adelgazar de modo saludable, hay que intentar reducir el consumo calórico como máximo 500 o 1000 kilocalorías por debajo de sus necesidades calóricas diarias. De esta manera se puede perderá aproximadamente 0,5-1 kilogramo de grasa corporal por semana.
El té rojo sirve para adelgazar porque posee propiedades diuréticas, se considera casi una planta milagro porque mejora la salud del corazón y las arterias, aparte de que disminuye el colesterol. Al ser diurético, el té rojo que procede de Camellia sinensis, promueve la eliminación de líquidos, favoreciendo así la pérdida de peso. Además, es muy digestivo y su sabor es delicioso. Para adelgazar, se aconseja combinarlo con canela, jengibre y otras plantas depurativas.
Perder peso gracias a un tratamiento con fármacos (pastillas para adelgazar) puede parecer tentadoramente fácil a simple vista. Sin embargo, estos tratamientos son muy agresivos y sin un control médico adecuado existe el riesgo de que se presenten efectos secundarios graves. El tratamiento con estos fármacos no implica un cambio en los hábitos por lo  que el paciente suele recuperar el peso perdido al finalizar el tratamiento si no se han instaurados hábitos de alimentación correctos. En la mayoría de los casos, una reducción de peso duradera implica siempre un cambio en el estilo de vida: llevar una alimentación sana y equilibrada complementada con suficiente ejercicio físico es la mejor forma de mantener el peso ideal.
×