Tenemos la idea de que quienes eliminan más calorías de su alimentación logran bajar de peso más fácilmente. Aunque esto puede ser cierto al inicio, cuando nuestro cuerpo se da cuenta de que le damos menos calorías comienza a acumular grasa para incrementar sus reservas de energía. Por ello, comer más acelera tu metabolismo, siempre y cuando elijas alimentos sanos y que aporten nutrientes.

Para poder llevar a cabo la dieta tienes que tener siempre en casa frutas y verduras. Lo ideal es que compres al menos una vez a la semana frutas y verduras frescas variadas (para ensaladas, cremas de verduras, saltearlas, para hervir…). Y por si la semana se te complica y no tienes tiempo, siempre va bien tener en casa conservas de verduras como espárragos o alcachofas que te solucionan una cena.
La eficacia en la pérdida de peso se encuentra ligada a la forma en la que la cafeína actúa en el cuerpo, porque aumenta el metabolismo y por lo tanto hay una pérdida sustancial de grasa, en cambio el ácido clorogénico ayuda retardando la degradación de carbohidratos en el intestino delgado y al no degradarse estos carbohidratos, el cuerpo no logra obtener la energía rápida que éstos proporcionan, por lo cual debe obtener la energía que va a utilizar en diferentes actividades metabólicas por medio de los ácidos grasos almacenados en el cuerpo, los cuales se encuentran almacenados en forma de glucógeno y por lo tanto ayuda a bajar de peso de manera segura y natural.

Una de las principales armas del Oolong contra el aumento de peso es su capacidad para prevenir la absorción de grasas. Los científicos japoneses descubrieron que los altos niveles de antioxidantes llamados polifenoles polimerizados, específicos para el té Oolong, inhiben la capacidad del cuerpo para absorber la grasa en más de un 15%. Como resultado, el té de Oolong es una de las infusiones para perder peso y volumen más utilizadas.


Verdad: Los estudios muestran que las personas que siguen un plan de alimentación vegetariano por lo general consumen menos calorías y grasas que las personas que no son vegetarianas. Algunos estudios también han encontrado que la alimentación estilo vegetariana está asociada con un nivel más bajo de obesidad, de presión arterial y de riesgo de enfermedad cardiaca. Los vegetarianos también tienen menos grasa corporal que las personas que no son vegetarianas. Sin embargo, tanto los vegetarianos como los no vegetarianos pueden escoger alimentos no tan saludables que pueden afectar su peso haciéndolo subir. Por ejemplo, tal vez coman cantidades grandes de alimentos con mucha grasa y calorías y con poco valor nutricional.
El árbol moringa también es conocido como el árbol de la vida y se pueden comer sus tallos, hoja y flores. Se utiliza en muchos preparados alimenticios y también en suplementos deportivos, pues tiene unos altos valores nutricionales y además ayuda a eliminar grasa. Aporta más calcio que la leche y más potasio que el plátano por poner algún ejemplo. Es ideal para tomar entre horas ya que es un buen saciante y durante la digestión acelera nuestro metabolismo. Es un gran té para bajar de peso y en Myprotein lo tenemos en 5 deliciosos sabores para que puedas variar cada día.
La dieta de Mayo Clinic es un programa de control de peso a largo plazo creado por un equipo de expertos en pérdida de peso en Mayo Clinic. La dieta de Mayo Clinic está diseñada para ayudarte a reformar tu estilo de vida, adoptando nuevos hábitos saludables y abandonando otros que no lo son. La meta es hacer cambios simples y disfrutables que resultarán en un peso saludable que puedas mantener por el resto de tu vida.
La manzanilla y lavanda hacen frente a la fatiga y la depresión mediante la reducción de la tensión que viene con el insomnio. La reducción del estrés impide que los niveles de inflamación, que han sido directamente vinculados con el peso y azúcar en la sangre, aumenten. Un estudio alemán encontró que la infusión  de manzanilla mejoró significativamente los síntomas físicos relacionados con la falta de sueño, e incluso ayudó a reducir los niveles de la depresión en la falta de sueño crónica.

Piensa antes de comer. No tienes que renunciar a las bebidas y comidas que te gustan simplemente debes reducir un poco la ingesta de las más calóricas e introducir opciones más saludables. Muévete. Mantente de pie y anda todo lo que puedas. Todos los pasos cuentan si tratas de perder peso. Sube las escaleras en vez de usar el ascensor, aparca más lejos y anda. Moverse es la mejor manera de cumplir tus objetivos cuanto antes.
Existen diversas opiniones sobre el uso de inhibidores del apetito y de la absorción de las grasas como tratamiento para perder peso. Algunos opinan que se pueden tomar durante un tiempo como complemento, siempre que finalmente se modifique también la alimentación. Otros consideran que deben tenerse en cuenta los graves efectos secundarios. Eso sí, hay que tener en cuenta que muchos medicamentos para adelgazar  han sido aprobados y después, con el tiempo, son retirados del mercado debido a sus efectos secundarios.
×