Como puedes ver tiene la desventaja que sea un poco más complicado que cambies tus hábitos alimenticios porque tu hambre estará allí haciendo que quieras comer alimentos que debes cambiar. Pero tiene una gran ventaja sobre Fentarmina, lo cual es un gran aval para la seguridad de tu salud, sobre todo si consideramos que es una opción sumamente eficaz.

Elabore una lista de factores "desencadenantes" revisando su diario de alimentos tendrá más consciencia de dónde y cuándo surgen factores "desencadenantes" para comer sin tener hambre. Anote cómo se suele sentir en esas ocasiones. A menudo un "desencadenante" ambiental o un estado de ánimo particular es lo que nos impulsa a comer sin tener hambre. Desencadenantes comunes que impulsan a comer cuando no se tiene hambre:  
Además, para conseguir adelgazar esos kilos no debes dejarte engañar por las dietas milagro o a base de té rojo, proteínas o, batidos "detox", porque "el secreto reside en combinar además una dieta que te ayude a eliminar grasa además de otros hábitos y protocolos que redefinan tu silueta", apunta Marina Rulló, Directora de Centro de Estética RAME.
Existen diversas opiniones sobre el uso de inhibidores del apetito y de la absorción de las grasas como tratamiento para perder peso. Algunos opinan que se pueden tomar durante un tiempo como complemento, siempre que finalmente se modifique también la alimentación. Otros consideran que deben tenerse en cuenta los graves efectos secundarios. Eso sí, hay que tener en cuenta que muchos medicamentos para adelgazar  han sido aprobados y después, con el tiempo, son retirados del mercado debido a sus efectos secundarios.
×