Es posible que las personas que comen granos enteros como parte de una dieta saludable reduzcan sus posibilidades de desarrollar algunas enfermedades crónicas. Las pautas dietéticas del gobierno sugieren que la mitad de los granos que usted consuma sean integrales. Por ejemplo, seleccione el pan que tenga el 100 por ciento de harina de trigo integral en lugar del pan blanco, y arroz moreno en lugar de arroz blanco. En la sección de Información adicional al final de esta hoja se ofrecen vínculos útiles a estas pautas y al sitio web MiPlato, que proporciona información, sugerencias prácticas y herramientas para comer de forma saludable.

Con el fin de ayudarte a conseguir tus metas, seguir una buena alimentación y perder peso CuidatePlus, de la mano de expertos, te ofrecen algunas dietas que puedes incorporar a tus rutinas para adelgazar, como la la dieta de los Días Alternos, o la Dieta del Vino y el Jamón, elaborada por Rubén Bravo, director del departamento de Naturopatía y Nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad, que explicamos a continuación:
Qsymia (fentermina y topiramato):  Este medicamento ayuda a suprimir el apetito y reducir la ingesta de alimentos. Si tiene un IMC superior a 30 o un índice de masa corporal de 27 o más junto con una afección relacionada con el peso, su médico puede recetarle este producto. El medicamento debe tomarse junto con las modificaciones del estilo de vida para la pérdida de peso sostenida.
Básicamente aquellos que no sólo nos proporcionen grandes cantidades de energía, sino que además lo hagan de forma rápida. Este es el caso del azúcar, las harinas y arroces refinados -presentes en la mayoría de pastas, panes y arroces que consumimos habitualmente, así como refrescos y zumos industriales. Estos productos generan subidas tremendamente rápidas de azúcar en sangre, lo cual estimula una hormona que se llama insulina que actúa introduciendo azúcar dentro de nuestros músculos -lo que a priori podría ser positivo-, solo que cuando la subida de azúcar es brusca y en grandes cantidades esta insulina puede estimular también la entrada de esa energía a otro tipo de células llamadas adipocitos, las cuales están relacionadas con el incremento del tejido graso.
Consejo: Según las guías gubernamentales, usted debe tratar de consumir 3 tazas al día de leche sin grasa o baja en grasa o su equivalente en productos derivados de la leche. Esto puede incluir bebidas a base de soya enriquecidas con vitaminas. Si usted no puede digerir la lactosa (el tipo de azúcar que se encuentra en los productos de la leche), elija productos de leche que no contengan lactosa o que tengan niveles bajos de lactosa. También puede elegir otros alimentos y bebidas que contengan calcio y vitamina D, como por ejemplo:
Los bocadillos de meriendas son cosas como pequeños pasteles, bizcochos, rollos de canela, galletas, etc. La comida rápida son las hamburguesas y papas fritas en lugares como McDonalds o Burger King, pero ambos tipos de comida chatarra son en extremo poco saludables para tu cuerpo. Las sodas y bebidas gaseosas también, se consideran un tipo de comida basura,
Básicamente aquellos que no sólo nos proporcionen grandes cantidades de energía, sino que además lo hagan de forma rápida. Este es el caso del azúcar, las harinas y arroces refinados -presentes en la mayoría de pastas, panes y arroces que consumimos habitualmente, así como refrescos y zumos industriales. Estos productos generan subidas tremendamente rápidas de azúcar en sangre, lo cual estimula una hormona que se llama insulina que actúa introduciendo azúcar dentro de nuestros músculos -lo que a priori podría ser positivo-, solo que cuando la subida de azúcar es brusca y en grandes cantidades esta insulina puede estimular también la entrada de esa energía a otro tipo de células llamadas adipocitos, las cuales están relacionadas con el incremento del tejido graso.
Es importante que detectes los obstáculos habituales, que crees un entorno adecuado y que adoptes la actitud y la determinación necesaria para lograr este cambio en tu alimentación que repercutirá positivamente en otros aspectos de tu vida. Y recuerda que para modificar los hábitos alimenticios tendrás que modificar tu manera de pensar y sentir hacia la comida. Si piensas que eres feliz gracias a los alimentos ricos en grasa, azúcar y sal, le confieres a estos alimentos un poder inmensurable y te conviertes en una persona dependiente de los alimentos no saludables. Por lo que el replanteamiento debe hacerse también desde tus propias emociones y sentimientos. Deberás aprender a comer conscientemente, identificando tus emociones y escuchando a tu cuerpo; tendrás que desconectar el piloto automático en el acto de la ingesta, sin perder el control  y a la vez disfrutando del momento.
Bon dia, En el meu cas tinc 40 anys, peso 67kg i medeixo 167cm. Vull aprimar-me entre 5-7kg. El meu problema és que treballo al carrer i em passo caminant unes 4 hores al dia. A l’hora de fer el descans que és de 30 min, ho haig de fer en un bar. No puc portar carmenyola perquè no tinc lloc ni nevera on deixar-la i l’hauria de portar a sobre durant 6 hores amb la calor que fa ara a l’estiu. No puc menjar de menú perquè no tinc el temps suficient de descans. Això em deixa poques opcions per dinar: entrepà o amb sort en algún lloc (descanso entre les 16:30-18h) puc demanar una amanida (però aquesta opció és la menys freqüent ja que com és tard a vegades ja no hi ha o no te la fan). Com puc equilibrar el menú setmanal? A la nit normalment no menjo gaire, normalment una truita o formatge tipus iogurt amb fruits del bosc o maduixes (aquesta setmana és el meu aniversari i la panxa ja està passant malament perquè els sopar són més copiosos i no estic acostumada). Per cert, no bec llet, només civada o llet d’arròs amb avellanes. Gràcies!

Consejo: Las guías gubernamentales para la actividad física recomiendan que los adultos hagan ejercicios para fortalecer los músculos por lo menos 2 veces a la semana. Estas guías también sugieren que los adultos deben hacer de 2½ a 5 horas semanales de actividad aeróbica de intensidad moderada o vigorosa. El ejercicio aeróbico es el que le hace sudar y respirar más rápido e incluye actividades como caminar a paso ligero o andar en bicicleta.


Cuando tu objetivo es adelgazar 15 kilos, también es relevante que sepas que en los 7-8 meses de descenso de peso habrá períodos de estancamiento o mesetas debido a los mecanismos hormonales que se ponen en juego o a la pérdida de la motivación, por ejemplo: “me veo mejor me canso de la dieta”. Esto te podrá requerir  un esfuerzo psicológico mayor para no abandonar el tratamiento por la mitad y será el momento en que el ejercicio físico y la actividad física diaria ganarán mayor protagonismo ya que son los dos únicos componentes del gasto energético diario que se pueden modificar expresamente.  Hago la diferencia entre ejercicio físico (por ejemplo el que puedes hacer en el gimnasio o en un deporte) y  la actividad física diaria (aquella que hacemos al caminar o subir escaleras) para ayudarte a reconocer la importancia de ambos factores. Por lo tanto, es fundamental que adquieras unos buenos hábitos de actividad y/o ejercicio físico para aumentar el gasto energético total y conservar tu musculatura (que es más metabólicamente activa que el tejido graso). De esta manera disminuirás los procesos de estancamiento y  también será más fácil mantener el peso una vez acabada la dieta.
La dieta DASH responde al acrónimo 'Dietary Approaches to Stop Hypertension' (“enfoque alimenticio para detener la hipertensión”) y, como su nombre indica, fue desarrollada por el Instituto Nacional de Salud estadounidense como una dieta específica para tratar a pacientes con tensión alta. Aunque no nació como una dieta de adelgazamiento, sí que sirve para tal fin.
Qsymia (fentermina y topiramato):  Este medicamento ayuda a suprimir el apetito y reducir la ingesta de alimentos. Si tiene un IMC superior a 30 o un índice de masa corporal de 27 o más junto con una afección relacionada con el peso, su médico puede recetarle este producto. El medicamento debe tomarse junto con las modificaciones del estilo de vida para la pérdida de peso sostenida.
La dieta de Mayo Clinic no requiere precisión para contar las calorías o los gramos de grasa. En cambio, la Pirámide de Mayo Clinic para peso sano sirve de guía para tomar decisiones inteligentes en cuanto a la alimentación. El mensaje principal es simple: consume la mayoría de los alimentos de los grupos que se encuentran en la base de la pirámide e ingiere una menor cantidad de los que se encuentran en la punta, y muévete más.

La sibutramina actúa directamente sobre el cerebro, sobre los centros de control del apetito en el cerebro; entre otros, actúa sobre neurotransmisores como la serotonina y la noradrenalina, inhibiendo así el apetito. Actúa inhibiendo la recaptación de dichos neurotransmisores, por lo que, al prolongar su efecto, la sibutramina disminuye el apetito y acelera la sensación de saciedad al comer. Por otro lado, la sibutramina también contribuye en la pérdida de peso porque induce a que se intensifiquen los procesos metabólicos. De esta forma, aumenta el metabolismo_basal y el cuerpo quema más energía, es decir, más calorías.
×