Además, el azúcar natural de las frutas afecta el consumo de hidratos de carbono —sobre todo si consumes muchas frutas—. Es posible que esto aumente temporalmente tu nivel de azúcar en sangre o de ciertas grasas en sangre. Sin embargo, este efecto disminuye si estás bajando de peso. Si tienes diabetes o alguna otra enfermedad, o inquietudes, trabaja con tu médico para adaptar la dieta de Mayo Clinic a tu situación. Por ejemplo, las personas que tienen diabetes deberían procurar consumir más vegetales que frutas si es posible. Una buena idea es comer vegetales como tentempiés en lugar de frutas únicamente.
La creatividad cumple un papel importante a la hora de perder peso y querer tener un cuerpo más saludable. El consumo de estos tés ayuda en el proceso dietético, pero es importante mantener siempre una alimentación balanceada, el consumo de ensaladas verdes, incluir proteínas como el pescado y el pollo, así como comer frutas y verduras todos los días, ayuda al metabolismo y a la pérdida de peso. Sin embargo, estos tés podría no solo tomarlos en forma de infusión, podrían agregarlos a un yogurt, acompañarlos con galletas, o incluso hacer ricos helados.

Básicamente aquellos que no sólo nos proporcionen grandes cantidades de energía, sino que además lo hagan de forma rápida. Este es el caso del azúcar, las harinas y arroces refinados -presentes en la mayoría de pastas, panes y arroces que consumimos habitualmente, así como refrescos y zumos industriales. Estos productos generan subidas tremendamente rápidas de azúcar en sangre, lo cual estimula una hormona que se llama insulina que actúa introduciendo azúcar dentro de nuestros músculos -lo que a priori podría ser positivo-, solo que cuando la subida de azúcar es brusca y en grandes cantidades esta insulina puede estimular también la entrada de esa energía a otro tipo de células llamadas adipocitos, las cuales están relacionadas con el incremento del tejido graso.
También conocido por dragón negro o té azul está comprobado que nos ayuda a adelgazar. El té oolong es un aliado del hígado puesto que su consumo ayuda a perder peso y evita el hígado graso. Al igual que otros tés contiene catequinas y polifenoles que también lo hacen un buen antioxidante y termogénico provocando una buena quema de grasas. Un par de tazas diarias es lo que necesitas de este té.
Personalmente, he tomado pastillas que prometen un aumento de energía, una rápida pérdida de peso y píldoras que garantizan una reducción de agua de peso de 5 libras en un fin de semana. En algún momento, todos nos damos cuenta el bajar de peso rápido y fácil de métodos no van a trabajar por objetivos de salud a largo plazo. Después de investigar muchos programas de pérdida de peso, me di cuenta de que la mayoría de las dietas prometen la solución rápida misma. Ellos están ofreciendo formas muy difícil de alcanzar metas imposibles de conseguir.

¿Alguna vez has escuchado que no hay que mezclar un grupo de alimentos con otro? – “No comas hidratos y grasas porque entonces engordarás más”. Bien, pues en este método de lo que se trata es de precisamente hacer eso: aprender a combinar aquellos alimentos que sí que permiten perder grasa y adelgazar de forma eficiente así como nutrirnos con los alimentos correctos en los momentos adecuados.

Hola Alejandra, lo de los 2 cafés es una recomendación general que debería especificarse en cada caso. Nos encontramos con muchas personas que abusan de los cafés o que en vez de comer entre horas toman café. La mayoría de ellas lo hacen con leche de vaca o bebidas vegetales y con azúcar o edulcorante. Creemos que es un buen hábito reducirlos. Un saludo.


Sí, has leído bien. Lo que tu metabolismo necesita para mantenerse activo es que no te pongas en "modo restrictivo", cuanto más lo prives de alimentos, más retendrá lo poco que le des. SÍ. Haz cinco comidas al día que empiecen con un buen desayuno, dos tentempiés sanos, una comida inteligente (en función de la actividad física que vayas a hacer después) y una cena ligera. Cada digestión gasta energía, así que si controlas las raciones, tu cuerpo empezará a quemar más calorías. NO. Te saltes comidas, lo único que conseguirás es ir acumulando hambre, ralentizar tu metabolismo y potenciar el efecto rebote si haces dieta.
En la fase inicial de la dieta, que dura dos semanas, se pueden perder entre 2,7 y 4,5 kilos. Este es un esquema tipo de un menú diario, que contiene 1.200 calorías. En esta etapa, te centras en los hábitos del estilo vida que se relacionan con el peso. Aprendes a adoptar cinco hábitos saludables, a abandonar cinco malos y a incorporar otros cinco adicionales. Esta etapa puede ayudarte a ver algunos resultados rápidos (un estímulo psicológico).

Se trata de un ejercicio parecido a las sentadillas, pero con una única pierna. Partiendo de una postura erguida, desliza una de las piernas hacia delante hasta que la rodilla de la otra extremidad casi toque el suelo. La pierna que adelantes debe quedarse flexionada en, apróximadamente, 90 grados. Para cambiar de extremidad, da un salto al aire, llevando tu pie trasero hacia delante y el delantero hacia atrás.
Un buen ritmo de pérdida de peso es de alrededor de 0,5kg por semana, lo que serian 2kg al mes y en unos 5 meses habrás logrado perder los 10kg. Así que no te plantees “seguir una dieta”, si no cambiar tus hábitos para siempre, de esta forma no solo conseguirás perder peso si no que además lograrás mantenerlo. Plantearte seguir una dieta para adelgazar 10kg en un mes además de no se realista, ten por seguro que afectará a tu salud y que obtendrás un efecto rebote en los siguientes meses que afectarán a tu capacidad futura de mantener un peso sano.

No sólo es el jengibre una de las especias más saludables del planeta, sino que también combate la inflamación. Según numerosos estudios, el jengibre, utilizado tradicionalmente para aliviar el dolor de estómago, bloquea varios genes y enzimas en el cuerpo que promueven la inflamación, causantes de la hinchazón. Esto significa que puedes disfrutar de la segunda porción de verduras ricas en nutrientes sin preocupación.


Casi siempre este es el supresor del apetito que recomiendan la mayoría de los especialistas en nutrición ya que es altamente efectivo. Según el sitio web Drugs.com, el ingrediente principal de las pastillas Unique Hoodia provienen de una planta que se encuentra en África llamada hoodia gordonii, la cual es similar a un cactus y es usado por las tribus africanas para contener el hambre y la sed mientras salían a largas excursiones en búsqueda de alimento.
Porque aunque parezca que no, sí que se pueden perder en una semana esos tres kilos de más de forma rápida y sin efecto yo-yó. La cuestión es, ¿cómo? La doctora experta Ana Bellón nos da una de las respuestas "con una dieta controlada que preserve nuestra masa muscular y que ataque a la grasa localizada lo que favorecerá unos buenos resultados a largo plazo", nos asegura.
En una olla grande añade una cucharada de aceite de oliva, cuando esté caliente añade 3 dientes de ajo enteros y remueve para que no se quemen y se doren. Cuando estén doraditos añade las judías pintas (que previamente habrán estado en remojo un día), remueve unos minutos, añade agua (3 veces más que el peso de las judías) y 2 hojas de laurel. Tapa la olla y deja hervir hasta que estén cocidas.

Es por ello que si necesitas eliminar líquidos, el té negro es excelente para ello. Por otra parte, limpia el organismo acelerando el metabolismo y ayudando a una correcta digestión. También controla la oxidación de los nutrientes previniendo que desarrolles otras complicaciones metabólicas. Finalmente, beber té verde ayuda a calmar el hambre, evitando comer repetidas veces.


La mayoría de los nutricionistas, como los de la Escuela de Salud Pública y los Institutos Nacionales de Salud de Harvard recomiendan la pérdida de peso lenta y constante a un ritmo de alrededor de 1 o 2 libras por semana. Para perder sólo una libra por semana, usted debe quemar 3.500 calorías más de lo que consume. Puede crear este déficit recortando calorías de su ingesta diaria, aumentando su nivel de actividad o por la combinación de los dos. Apunta a gastar entre 500 y 1.000 calorías más por día que se ingiere para perder 1 a 2 libras por semana.
Los cambios repentinos y radicales en los hábitos de alimentación, como no comer más que sopa de repollo, pueden llevar a una pérdida de peso a corto plazo. Pero estos cambios exagerados no son saludables ni buenos y no ayudarán en el largo plazo. Para mejorar los hábitos de alimentación de manera permanente, se necesita un enfoque en el que Reflexione, Sustituya y Refuerce.

Básicamente aquellos que no sólo nos proporcionen grandes cantidades de energía, sino que además lo hagan de forma rápida. Este es el caso del azúcar, las harinas y arroces refinados -presentes en la mayoría de pastas, panes y arroces que consumimos habitualmente, así como refrescos y zumos industriales. Estos productos generan subidas tremendamente rápidas de azúcar en sangre, lo cual estimula una hormona que se llama insulina que actúa introduciendo azúcar dentro de nuestros músculos -lo que a priori podría ser positivo-, solo que cuando la subida de azúcar es brusca y en grandes cantidades esta insulina puede estimular también la entrada de esa energía a otro tipo de células llamadas adipocitos, las cuales están relacionadas con el incremento del tejido graso.
"Son de verdad increíbles", escribió Kardashian West en un post publicado dos veces en 24 horas -tanto en Instagram como en Twitter- en el que ella misma posaba con el caramelo dietético. Si bien Kim ha compartido otras veces anuncios patrocinados de productos para adelgazar (como batidos sustitutivos de comidas) los supresores del apetito pertenecen a una categoría dietética diferente y mucho más polémica.

El rimonabant es un antagonista selectivo del receptor cannabinoide-1 por lo que impide la unión de los llamados endocannabinoides a este receptor del cerebro y los tejidos periféricos, incluyendo los adipocitos. Pertenecen al denominado sistema cannabinoide. Este es un sistema fisiológico que afecta al equilibrio energético, al metabolismo de la glucosa y lipídico y al peso corporal, y en las neuronas del sistema mesolímbico modula la ingesta de alimentos tales como dulces y grasas. Si se estimulan los receptores CB1, se crean nuevas células de grasa y ésta se almacena, lo que aumenta el apetito de alimentos ricos en hidratos de carbono y grasas. Al bloquear estos receptores, el rimonabant disminuye la sensación de hambre, evitando así el consumo de carbohidratos y grasas.
×