Con mi nuevo conocimiento sobre nutrición, finalmente he podido perder todas las libras extra y mantener un peso saludable. Lo hice a pesar de que soy más vieja y debería tener un metabolismo más lento, y lo he hecho sin correr 35 millas (56 kilómetros) y andar en bicicleta 20 millas (32 kilómetros) a la semana. Ahora entiendo que, si bien el ejercicio y el manejo del estrés son importantes, la verdadera clave —el 80 % de la ecuación— es la nutrición. ¡Mi transformación no vino a través de entrenamientos insoportables, sino al comer PLANTAS!
En general, para llevar una dieta equilibrada, recomiendo hacer 5-6 comidas diarias, pero realmente lo que determina el número de comidas al día es el número de horas que permanezcamos activos. Una persona que desayune a las 6:00 y cene a las 23:00 tendrá que hacer un número mayor de comidas que aquella que desayune a las 9:00 y cene a las 22:00. Lo realmente importante es no dejar grandes períodos de ayuno, ya que esto desencadena un desequilibrio de los niveles de glucosa lo que a su vez provoca descenso de la energía vital, incremento del apetito y tendencia a acumular grasa cuando ingiramos comida a modo de supercompensación.
Los nutricionistas no dejan de insistir en la importancia que tiene la primera comida del día, que es la que arranca el metabolismo, la que te proporciona energía y la que te ayuda a regular el apetito hasta la comida. De todo. Tu desayuno debe contener carbohidratos saludables (pan, cereales o galletas integrales y mejor biológicos, sin azúcares ni grasas añadidas); zumo natural o fruta fresca (mejor al principio para hacer mejor la digestión); un lácteo desnatado o vegetal (si tienes intolerancia a la lactosa o quieres reducir aún más las calorías), café o té verde (tu primera dosis de antioxidantes); proteínas sanas (jamón ibérico, pavo, huevo) para quitarte el hambre; alguna grasa saludable (¡aceite de oliva virgen!) y algo dulce si te apetece mucho (es el mejor momento para tomarlo, tienes todo el día para quemarlo), como mermelada sin azúcar añadido.
En una olla a presión calienta agua y cuando rompa a hervir añade ½ kg de calabaza, 1 puerro, 1 cebolla y 3 zanahorias previamente peladas, lavadas y troceadas. Añade sal y tápala. Cuece las verduras según el tiempo que indiquen las especificaciones de la olla para hacer puré. A continuación, ajusta la cantidad de agua, añade 1 cuchara sopera de aceite de oliva y tritúralo. Puedes añadir especias como pimienta blanca o negra.
La dieta mediterránea es la dieta tradicional que cuenta con un mayor respaldo científico y todos conocemos en qué consiste: un consumo alto de frutas, verduras, pescado, cereales integrales, legumbres y aceite de oliva, y bajo en carne roja, azúcares y grasas saturadas. Pero, además, un componente importante es la práctica de ejercicio. Dado que es la dieta que se utilizaba en nuestro país hasta hace no mucho, es muy fácil de seguir. Pero hay que tener en cuenta que lo que hoy podemos entender como “dieta mediterránea” no siempre corresponde a lo que los científicos entienden como tal.
Sin embargo, esta no es la primera vez que Kardashian West se enfrenta a una crítica ante un anuncio de Instagram. En 2015, se metió en problemas con la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) de Estados Unidos por promover una píldora contra las náuseas matutinas del embarazo sin enumerar los largos efectos secundarios. La farmacéutica fue multada y la publicación de Kim fue señalada como “falsa o engañosa”. Eventualmente la foto fue eliminada, pero el anuncio triplicó el impacto digital de la marca. Incluso fue tan exitoso, que hace unos meses Kim lo volvió a publicar con el hashtag #CorrectiveAd (anuncio correctivo) y aunque esperaba a su tercer hijo vía un vientre de alquiler logró demostrar su verdadero poder de influencia: ni siquiera necesita estar embarazada para vender exitosamente un medicamento para las náuseas matutinas.
Reducelant Garcinia es un poderoso agente de pérdida de peso que destruye la grasa corporal más rápido. Este suplemento inhibe el funcionamiento de la enzima productora de grasa llamada citrato liasa a partir de la creación de nuevas células de grasa. Además, estas píldoras aumentan su metabolismo, para soportar una inflamación más rápida de la grasa obstinada del vientre. Mejora el nivel de serotonina en el cuerpo para promover el nivel de satisfacción después de las comidas.
Esta receta de arroz negro con sepia y gambas y salsa alioli casera es para triunfar y... Ver másEsta receta de arroz negro con sepia y gambas y salsa alioli casera es para triunfar y no por ello hay que complicarse. La sepia y las gambas le dan un toque buenísimo, el sofrito cocinado lentamente hace la base perfecta y si sigues los consejos que te doy más abajo conseguirás un punto perfecto... Receta de arroz negro con sepia y gambas y salsa alioli casera - Recetas de ¡Escándalo! Ocultar

Bajar de peso no le resulta fácil a nadie. Al comenzar una dieta o rutina de ejercicios, la ansiedad, el hambre y las tentaciones parecen aumentar, lo que nos hace estar pensando en comida todo el día. Por suerte, existen en el mercado suplementos que controlan el apetito y pueden ayudarnos a acelerar el proceso de la pérdida de peso. Hoy te presentamos los 5 mejores.
×