La infusión de limón puede ayudarte a adelgazar la barriga rápido, gracias a su contenido de D-limoneno. Este compuesto que se encuentra en la corteza del limón, es un aceite esencial que se ha utilizado por sus efectos diuréticos desde la antigüedad. Sin embargo, hasta hace poco, no hubo hallazgos científicos para respaldar lo indicado. Un estudio en animales publicado en la Revista de la Sociedad Farmacéutica de Japón confirmó que el D-limoneno es un efectivo disolvente biodegradable de la grasa corporal.
Tu dietista nutricionista, deberá conocer dicho patrón alimentario por lo que buscará información lo más detallada posible para poder detectar todos los factores implicados en tu ganancia de peso y grasa corporal. Puedes llevar un diario alimentario que es un instrumento que te permitirá identificar el tipo de alimento y bebida que sueles consumir, la frecuencia con que lo haces (tanto a lo largo del día como semanalmente), e incluso las cantidades consumidas. También podrías registrar otros datos de interés, como el grado de hambre o estrés y la realización de actividad física, aspectos que también serán  determinantes.
Si no consumes cinco piezas de fruta fresca (cruda o exprimida), y quieres perder peso de manera permanente en un período de, digamos, seis semanas (este período depende de tu patrón de alimentación actual) lo mejor que puedes hacer es comer (o exprimir) esas piezas de frutas cada día. Si no has consumido esa cantidad de comida sana durante un tiempo prolongado, lo más probable es que tu cuerpo comience a desintoxicarse ¡Incluso te puedes enfermar!
Al igual que la mayoría de los frutos secos, comer un puñado de almendras aportará al organismo beneficios, gracias a sus numerosos antioxidantes, vitaminas y magnesio. Y es que si te encuentras con hambre entre horas, las almendras son un alimento saciante natural que ayuda al organismo a controlar el peso y a no caer en problemas de trastornos alimenticios.
Verdad: Los estudios muestran que las personas que siguen un plan de alimentación vegetariano por lo general consumen menos calorías y grasas que las personas que no son vegetarianas. Algunos estudios también han encontrado que la alimentación estilo vegetariana está asociada con un nivel más bajo de obesidad, de presión arterial y de riesgo de enfermedad cardiaca. Los vegetarianos también tienen menos grasa corporal que las personas que no son vegetarianas. Sin embargo, tanto los vegetarianos como los no vegetarianos pueden escoger alimentos no tan saludables que pueden afectar su peso haciéndolo subir. Por ejemplo, tal vez coman cantidades grandes de alimentos con mucha grasa y calorías y con poco valor nutricional.
Otra ventaja de consumir suplementos proteicos para adelgazar es que no alteran el balance de calorías, ya que ingieres una dosis de proteína perfectamente medida que proporciona al cuerpo la cantidad exacta de material que necesita para adelgazar manteniendo el musculo. Un ejemplo: 100 gramos de proteína en polvo aportan 77 gramos de proteína y 357 calorías. Para ingerir esa misma cantidad con alimentos tendrías que comerte 11,5 huevos, que tienen 930 calorías.
La dieta DASH responde al acrónimo 'Dietary Approaches to Stop Hypertension' (“enfoque alimenticio para detener la hipertensión”) y, como su nombre indica, fue desarrollada por el Instituto Nacional de Salud estadounidense como una dieta específica para tratar a pacientes con tensión alta. Aunque no nació como una dieta de adelgazamiento, sí que sirve para tal fin.
La infusión de Ashwagandha te dará una mejor visión de la vida y reducirá las hormonas del estrés que pueden causar estragos en tu cintura. Un estudio publicado en el Indian Journal of Psychological Medicine, encontró que “el  extracto de raíz de Ashwagandha mejora con seguridad y eficacia la resistencia de un individuo hacia el estrés y por lo tanto mejora la calidad de auto-evaluación de la vida.”
Alga microscópica que se consigue en tabletas o en harina en cualquier tienda naturista o herboristería. La Spirulina es un reductor natural del apetito ya que actúa sobre el hipotálamo disminuyendo la sensación de hambre. Tiene un alto valor nutritivo ideal para sobrellevar una dieta sin pasar hambre ni mala nutrición. Previene varias enfermedades relacionadas con el sobrepeso somo el azúcar en sangre y el colesterol alto. Mejora la circulación sanguínea.
Este fármaco ha demostrado su eficacia en varios estudios con más de 5.800 pacientes obesos o con sobrepeso, con una duración de hasta 56 semanas. En los estudios se comparó liraglutida con placebo. A los pacientes se les administró el medicamento como parte de un programa de pérdida de peso que incluía dieta y ejercicio. Tras analizar los cinco estudios conjuntamente, con una dosis diaria de 3 mg, los pacientes lograron una reducción del 7,5 % del peso corporal, comparado con un 2,3 % de reducción en los pacientes que recibieron placebo. La pérdida de peso fue más pronunciada en las mujeres que en los hombres.
×