¡Vívelo! Esta etapa es un enfoque de la dieta y de la salud para toda la vida. En esta etapa, aprendes más acerca de las elecciones de alimentos, los tamaños de las porciones, la planificación de los menús, la actividad física, el ejercicio y cómo mantener los hábitos saludables. Puedes continuar bajando de manera estable entre 1 a 2 libras (0,5 kg a 1 kg) por semana hasta alcanzar tu objetivo de peso. Esta etapa también te puede ayudar a mantener tu objetivo de peso de forma permanente.
Las patatas fritas, los dulces, las galletas, los primeros turrones y mazapanes y la comida precocinada como el pan, la pasta o el queso precocinado e incluso el atún de lata o la leche de almendras pueden contener más sal y azúcar de lo que te imaginas. Así que en lugar de elegir estos alimentos, elige pan integral o cereales enteros como el muesli evitando las harinas blancas y refinadas. Si quieres adelgazar, intenta tomar menos lácteos. El azúcar, la harina y los lácteos pueden causar inflamación así que sustitúyelos por comidas y vegetales para conseguir tu objetivo de perder esos tres kilos de manera más rápida.
Sí, has leído bien. Lo que tu metabolismo necesita para mantenerse activo es que no te pongas en "modo restrictivo", cuanto más lo prives de alimentos, más retendrá lo poco que le des. SÍ. Haz cinco comidas al día que empiecen con un buen desayuno, dos tentempiés sanos, una comida inteligente (en función de la actividad física que vayas a hacer después) y una cena ligera. Cada digestión gasta energía, así que si controlas las raciones, tu cuerpo empezará a quemar más calorías. NO. Te saltes comidas, lo único que conseguirás es ir acumulando hambre, ralentizar tu metabolismo y potenciar el efecto rebote si haces dieta.
El segundo alimento son las frutas y las verduras. Es cierto aquello que tantas veces se repite y que dice que es necesario ingerir al menos cinco piezas de fruta y porciones de verdura al día. No sólo nos permitirá perder peso, también contribuirá a la mejora o el mantenimiento de nuestra Salud. O lo que es lo mismo, ayuda a prevenir enfermedades. Cada una de las comidas del día debe ir acompañada por frutas y verduras. De cualquier tipo y color. Puede combinar fruta con los cereales matutinos, ensalada con la comida o cena  y piezas sueltas para la merienda.
Buenas tardes. Creo que soy un autentico desafio para cualquier nutricionista que se precie jeje. Tengo casi 60 años. LLevo prácticamente toda mi vida haciendo deporte. Ahora mismo hago 2 dias a la semana ejercicios de core y natación durante aproximadamente 1:15. Y 3 dias a la semana practico ciclismo, suelo hacer unos 250 km repartidos en esos tres dias. Lo cierto es que hace unos años me deje estar durante unos meses, cogi algunos kilos y no hay forma de quitármelos. Mido 1,79 y peso 85KG. Ahora llevo un mes haciendo una dieta bastante estricta hipocalórica, pero creo que bien balanceada, proteínas, hidratos y poco de grasas ( aceite de oliva) con sumplementos como proteína de suero de leche y creatina. Hago 5 comidas al dia, y os aseguro que no paso de las 1500 – 1600 calorias diarias ( bastante menos de lo que necesito). Pues en un mes apenas he perdido 700gr. Y me idea era intentar llegar a los 79 kg en 2 meses, tampoco era tan descabellado. La verdad que no se que hacer. Saludos cordiales.
Consejo: Planifique hacer al menos 10 minutos de actividad física tres veces al día durante 5 o más días a la semana. Esto le ayudará a alcanzar la meta de 2½ horas. Tómese unos minutos de su trabajo para dar una caminata. Use las escaleras. Bájese del autobús una parada antes de la suya. Salga a bailar con sus amigos. No importa que sean períodos cortos o largos, estos períodos de actividad pueden sumar a la cantidad total de actividad física que necesita cada semana.
Porque aunque parezca que no, sí que se pueden perder en una semana esos tres kilos de más de forma rápida y sin efecto yo-yó. La cuestión es, ¿cómo? La doctora experta Ana Bellón nos da una de las respuestas "con una dieta controlada que preserve nuestra masa muscular y que ataque a la grasa localizada lo que favorecerá unos buenos resultados a largo plazo", nos asegura.
Me parece que la nutricionista-dietista Laia Gómez es muy buena profesional. A mí, a lo largo de estos 7 meses me ha llevado muy bien. Sobre todo, ha estado muy al corriente de cómo he seguido las pautas que me daba cada tres o cuatro semanas. Asimismo, hay que destacar la excelente predisposición que tiene a la hora de responder a las dudas que le planteo tanto en consulta como a través del correo electrónico En mi opinión, es muy valiosa toda la información que me aporta porque me interesa y además aprendo, cosa que es muy importante porque me doy cuenta de que no pierdo ni tiempo ni dinero. Finalmente, destacar que Laia es un modelo a seguir de vida saludable porque lo pone en práctica en su día a día a través de los buenos hábitos alimenticios y de la disciplina que le exige la modalidad deportiva que practica (triatlón) Lo que tengo claro es que seguiré con ella porque me está dando lo que quiero. Deseo que los demás pacientes/clientes que tenga piensen igual que yo.

¡Vívelo! Esta etapa es un enfoque de la dieta y de la salud para toda la vida. En esta etapa, aprendes más acerca de las elecciones de alimentos, los tamaños de las porciones, la planificación de los menús, la actividad física, el ejercicio y cómo mantener los hábitos saludables. Puedes continuar bajando de manera estable entre 1 a 2 libras (0,5 kg a 1 kg) por semana hasta alcanzar tu objetivo de peso. Esta etapa también te puede ayudar a mantener tu objetivo de peso de forma permanente.
Muchos estudios se han llevado a cabo, debido al interés general de la población por conocer los resultados. No obstante, no hay ninguna evidencia sólida, basada en datos objetivos, que confirme al 100% su beneficio para adelgazar. Pero sí hay miles de testimonios de personas que afirman que, bebiendo té rojo o verde dos o tres veces diarias, conseguían reducir significativamente su grasa corporal sin realizar un ejercicio intenso.
Ellos son muy famosos porque fueron ampliamente emitidos a los soldados británicos durante la Primera Guerra Mundial con el fin de suprimir el apetito. En la Segunda Guerra Mundial, las anfetaminas fueron re-dirigidos para el uso en el mercado civil. Ellos no entraron en un mercado como un supresor del apetito, hasta que fue prohibido en la mayoría de los lugares del mundo. Muchos anfetaminas producen efectos secundarios como la adicción, la taquicardia y la hipertensión, por lo que el uso sin supervisión prolongada peligroso.
Son los mejores aliados de tu metabolismo. Tener en forma tu masa muscular te supondrá quemar más calorías en reposo, ya que el músculo consume mucha energía. También es la mejor garantía para no sufrir el temido "efecto yo-yó" si haces dieta y para mantener tu peso estable. Cardio + tonificación. Esta es la mejor combinación para perder peso, el ejercicio cardiovascular no es suficiente, así que no te mates a hacer spinning y entra más en las clases de body pump, yoga o en la sala de máquinas. Además, mantener un buen tono muscular es lo que hará que tu cuerpo se mantenga joven y tenga un aspecto atlético, con todas tus curvas en su sitio y sin flaccidez.
Verdad: Comer mejor no tiene que costar mucho dinero. Muchas personas piensan que los alimentos frescos son más saludables que los enlatados o congelados. Por ejemplo, algunas personas piensan que la espinaca es mejor cruda que congelada o enlatada. Sin embargo, algunas frutas y vegetales enlatados o congelados proporcionan tantos nutrientes como los frescos y a un costo menor. Escoja vegetales enlatados bajos en sal y frutas enlatadas en su propio jugo o en agua. No se olvide enjuagar a los vegetales enlatados para quitarles el exceso de sal. Algunos productos del mar enlatados, como el atún, son saludables, de bajo costo y fáciles de conservar en la dispensa. Otras fuentes saludables de proteína que no cuestan mucho son las lentejas, las alverjas o chícharos y los frijoles enlatados, congelados o empaquetados en funda.
Los nutricionistas no dejan de insistir en la importancia que tiene la primera comida del día, que es la que arranca el metabolismo, la que te proporciona energía y la que te ayuda a regular el apetito hasta la comida. De todo. Tu desayuno debe contener carbohidratos saludables (pan, cereales o galletas integrales y mejor biológicos, sin azúcares ni grasas añadidas); zumo natural o fruta fresca (mejor al principio para hacer mejor la digestión); un lácteo desnatado o vegetal (si tienes intolerancia a la lactosa o quieres reducir aún más las calorías), café o té verde (tu primera dosis de antioxidantes); proteínas sanas (jamón ibérico, pavo, huevo) para quitarte el hambre; alguna grasa saludable (¡aceite de oliva virgen!) y algo dulce si te apetece mucho (es el mejor momento para tomarlo, tienes todo el día para quemarlo), como mermelada sin azúcar añadido.
No sólo es básico escoger bien los alimentos que mejor se adaptan a nuestra idea de perder peso. Podemos escoger los más sanos, los menos grasos o los más digestivos, pero su combinación puede arruinar los efectos positivos. Es lo que se conoce como la dieta disociada. No hay demostración científica que lo demuestre pero la lógica se impone en esta manera de entender la ingesta de alimentos y en definitiva el concepto de dieta.
Los bocadillos de meriendas son cosas como pequeños pasteles, bizcochos, rollos de canela, galletas, etc. La comida rápida son las hamburguesas y papas fritas en lugares como McDonalds o Burger King, pero ambos tipos de comida chatarra son en extremo poco saludables para tu cuerpo. Las sodas y bebidas gaseosas también, se consideran un tipo de comida basura,

Todo el mundo se quema una cantidad básica de calorías por día sólo para la función - el bombeo de sangre, la eliminación de residuos y la respiración. Esta es su tasa metabólica basal (TMB) y está influenciado por su tamaño (personas mayores queman más calorías), la masa muscular, la genética, el sexo y la edad. Además de su BMR, cada actividad que realiza - de la ducha para ir de compras a escribir en el ordenador - quema calorías. La cantidad de calorías quemadas haciendo un movimiento específico depende de su nivel de intensidad, su tamaño y su eficiencia. El ejercicio contribuye a esta quema de calorías. Por ejemplo, una mujer de 150 libras funcionando a una velocidad de 6 kilómetros por hora sobre una cinta de correr (10 minutos millas) quema alrededor de 1000 calorías en una hora. Ingerir más calorías de las que gasta en un día y usted aumentará de peso, mantener el consumo y la producción, incluso para mantener su peso y crear un déficit de calorías para bajar de peso.

Lo bueno de estos medicamentos es que la mayoría de los efectos secundarios son leves y disminuyen a medida que el tratamiento continúa. Medicamentos supresores del apetito que afectan la serotonina han sido retirados del mercado. Los medicamentos que afectan los niveles de catecolaminas pueden causar síntomas tales como insomnio, nerviosismo y euforia.
Con una bebida milenaria como el té, todo es posible. Hay que conocer de los atributos de cada hierba o raíz y saber para qué funciona mejor a nuestra salud. Pero se ha comprobado que tés como el blanco, la menta, la canela, el té rojo, o incluso la infusión de jengibre sirven a la perfección para facilitar la pérdida de peso. Aprende de cuáles son las mejores alternativas en tés para adelgazar, y cómo prepararlos.
Esta nuevo tratamiento, interviene en los mecanismos de control del apetito, por lo que consigue aumentar la sensación de saciedad y ralentiza el vaciado del estómago, así consigue que el paciente tenga menos hambre y pierda peso. Sin embargo, este fármaco solo funciona como parte de un programa dietético y ejercicio físico pautado por un especialista endocrino, junto con motivación psicológica, en los casos que sea necesario. Liraglutida 3.0 mg también parece tener efectos sobre otros factores de riesgo que aparecen junto a la obesidad; así baja la glucosa en sangre, aumenta el colesterol HDL, disminuye los triglicéridos y el LDL, ayuda a mejorar la apnea y el perfil lipídico.
×