En cuestión de dietas, hay algunas que son señaladas como perjudiciales, pero que está comprobado que si se siguen al pie de la letra, pueden ayudar a bajar de peso, tal es el caso de la dieta dukan o la dieta cetogénica, las cuales han levantado polémica entre sus practicantes, aunque la recomendación es que primero hay que probarlas para conocerlas.
El verano es la época perfecta para las ensaladas, pero no te dejes llevar por la rutina y olvídate de la lechuga. Todos los grupos de alimentos se pueden presentar como una ensalada. Debes seguir comiendo de todo en verano. La ensalada es otra forma de disfrutar de las legumbres en verano, prueba a cocer alubias, garbanzos, soja o lentejas y añadirlas frías a la ensalada para y disfrutar de su riqueza en fibra, proteína vegetal e hidratos de carbono, sin pasar calores.
Las características de cada tipo son diferentes, por lo que los efectos sobre el organismo de cada variedad no son los mismos. Algunas son más apreciadas por su contenido en antioxidantes, otras por su capacidad para ayudar a reducir el colesterol, otras porque contribuyen a la regulación del azúcar en sangre, y otras porque favorecen la pérdida de peso.  
Cuando decidimos empezar una dieta de adelgazamiento, siempre pensamos en la utilización de productos que nos ayuden a bajar de peso más rápido. Lo primero que quiero destacar es que por muchos suplementos o productos que tomemos para adelgazar, no van a servirnos de nada si no llevamos una buena alimentación. Otra cosa es que hagamos una dieta equilibrada, variada y sana y la acompañemos con alguna ifusión que nos ayude a eliminar líquidos o a saciarnos.
Supresores del apetito sin recetas, naturales y más potentes: Ejemplos de este tipo son Phen375, Hoodia, extractos de té verde, etc. Aunque no todos los médicos los recomiendan, algunos de ellos son muy fuertes y muy eficaces como la Hoodia y Phen375, y pueden a ayudarte a perder peso de una forma extraordinaria. Además son seguros y no tienen ningún efecto secundario negativo que comprometa tu salud.
Por esas razones, al momento de elegir cual té es el adecuado para perder peso es necesario considerar cuales son nuestras necesidades, como funciona nuestro metabolismo, conocer nuestro estado de salud en general y saber específicamente si queremos eliminar líquidos o tejido graso, para posteriormente establecer comparaciones entre los componentes, ventajas y desventajas de cada una de las infusiones que tenga propiedades diuréticas y ayuden en la pérdida de peso. Sin embargo, no hay una elección correcta o errónea, cualquiera de estos tés puede ayudar a bajar de peso.

A pesar de tener clorofila, el sabor no es tan penetrante como se podía esperar, incluso, se podría decir que sabe a melón. Entre las funciones estrella de este producto están que ayuda a restaurar la función hepática y estimula el proceso de producción de glóbulos rojos. Sin duda, un producto nuevo que probar después de leer todo lo que puede hacer por nosotros.
La propuesta de la dieta baja en carbohidratos, es rica en proteínas y hasta el momento es considerada una de las dietas más eficaces para la pérdida peso. De hecho, existe una gran cantidad de evidencia científica, que asegura que una dieta proteica y baja en carbohidratos, es la opción perfecta para aquellas personas que desean adelgazar rápidamente.  Además son perfectas para tratar diferentes problemas de salud como la obesidad, la diabetes, el síndrome metabólico y otras afecciones relacionadas con una mala alimentación.
El limón, posee propiedades cicatrizantes y mejora el aspecto de la piel, el cabello y las uñas. Previene enfermedades degenerativas de la vista y protege el sistema cardiovascular. Todas estas ventajas hablan, sin dudas, de uno de los mejores remedios naturales que tenemos a disposición. Y, sin embargo, sus cualidades no se agotan en esta enumeración, ya que el limón es un eficaz aliado a la hora de perder peso.
Las patatas fritas, los dulces, las galletas, los primeros turrones y mazapanes y la comida precocinada como el pan, la pasta o el queso precocinado e incluso el atún de lata o la leche de almendras pueden contener más sal y azúcar de lo que te imaginas. Así que en lugar de elegir estos alimentos, elige pan integral o cereales enteros como el muesli evitando las harinas blancas y refinadas. Si quieres adelgazar, intenta tomar menos lácteos. El azúcar, la harina y los lácteos pueden causar inflamación así que sustitúyelos por comidas y vegetales para conseguir tu objetivo de perder esos tres kilos de manera más rápida.
Además, cada modelo de dieta cuenta con una serie de información adicional que te ayudará a perder peso y sentirte mejor, como consejos nutricionales y trucos para que la dieta sea mucho más efectiva. Por si fuera poco, también encontrarás las recetas detalladas de los platos más elaborados, para que la cocina no sea un problema. ¿Lista para empezar?
Ya sabemos que comer pescados ricos en ácidos grasos omega 3 (como el salmón o atún) acelera tu metabolismo, además de regular los niveles de azúcar en sangre y reducir otros problemas como la inflamación. Pero algunos estudios han comprobado que estos ácidos grasos también ayudan a reducir la resistencia a la leptina, una hormona que facilita la pérdida de peso.
La dieta verde es ideal para aquellas personas que les encantan los vegetales, ya que la gran cantidad de verduras que la componen son el ingrediente principal de esta dieta. La dieta verde fue ideada por el nutricionista francés, Maurice Diamonne, un reconocido doctor que propone su famosa “Dieta verde” para que a través de ella las personas puedan disminuir la cantidad de grasa acumulada en su cuerpo y a su vez, desintoxicar su organismo de los alimentos procesados.
El orlistat se puede emplear para perder peso en casos de obesidad (IMC superior a 30) o sobrepeso con IMC superior a 28 siempre que se demuestren factores de riesgo asociados, como diabetes mellitus, hipertensión, o niveles altos de colesterol. Ha de ser combinado con una dieta ligera para reducir calorías, siempre que no se haya conseguido adelgazar mediante el ejercicio físico y un cambio de alimentación.
×