Para comenzar a trabajar y conseguir tu objetivo lo primero que tienes que hacer es aceptar tu cuerpo, sea cual sea su morfología. Si así y todo quieres reducir tu peso, tienes que saber cuales son tus puntos más débiles para centrar en ellos tu trabajo. Una barriga sobredimensionada puede ser producida por una pérdida de tono muscular (¿tienes la barriga flácida?), por una acumulación excesiva de grasa o por una combinación de ambos factores. Y a los problemas, soluciones. 

Las patatas fritas, los dulces, las galletas, los primeros turrones y mazapanes y la comida precocinada como el pan, la pasta o el queso precocinado e incluso el atún de lata o la leche de almendras pueden contener más sal y azúcar de lo que te imaginas. Así que en lugar de elegir estos alimentos, elige pan integral o cereales enteros como el muesli evitando las harinas blancas y refinadas. Si quieres adelgazar, intenta tomar menos lácteos. El azúcar, la harina y los lácteos pueden causar inflamación así que sustitúyelos por comidas y vegetales para conseguir tu objetivo de perder esos tres kilos de manera más rápida.
Por otra parte, es importante destacar que los tés son infusiones, y que las infusiones consisten en bebidas elaboradas a partir de agua caliente utilizando un sin fin de hierbas, raíces, flores y cualquier sustancia que brinde un beneficio al organismo. En cambio, el té se elabora únicamente de la hoja de la Camellia Sinensis, la cual contiene teína. Si no contiene teína pasa a ser una infusión. Veamos a continuación algunas infusiones y tés adelgazantes quemagrasas.
Los huesos también pueden volverse más débiles debido a la falta de nutrientes, aumentando las probabilidades de sufrir una fractura cuando hacemos deporte. Si además unimos el hecho de que hay pocas reservas energéticas de glucógeno, habrá fatiga desde el momento en que comenzamos a hacer deporte, influyendo en la técnica y por tanto aumentando riesgo de lesión sobre todo en deportes más técnicos.
Si quieres ser delgado o delgada tienes que ser inteligente: cambia tu patrón de alimentación de forma permanente. De este modo ¡perderás esos kilos para siempre! Recuerda esto: después de comer (de cinco a) nueve piezas de fruta al día durante un par de meses te darás cuenta de que tu apetito por la fruta ha aumentado estructuralmente y, además, ¡tu sed de estimulantes sin duda habrá disminuido! ¡Inténtalo, es realmente mágico!

Pon una cazuela en el fuego con 2 cucharas soperas de aceite y un ajo picado. Una vez esté el ajo pochado, añade un puerro cortado a trocitos y deja que se cocine unos minutos. Echa una patata troceada a dados y 7 espárragos blancos en conserva cortados por la mitad. Añade una pizca de sal, el agua de los espárragos y un poco de agua hasta cubrir las verduras. Deja que cocine a fuego medio y una vez esté la patata tierna, tritura hasta que quede una textura fina.
El  hinojo tiene propiedades importantes que combaten la inflamación. Durante mucho tiempo se ha utilizado para tratar la flatulencia y otros problemas gastrointestinales. Mientras que los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos no tienen ninguna postura sobre la efectividad medicinal del hinojo, una agencia gubernamental oficial similar a la FDA en Alemania que se centra en las hierbas dice que la planta puede de hecho ser un luchador eficaz de la flatulencia, eliminado la hinchazón y estimulando la pérdida de peso.
Existen diversas opiniones sobre el uso de inhibidores del apetito y de la absorción de las grasas como tratamiento para perder peso. Algunos opinan que se pueden tomar durante un tiempo como complemento, siempre que finalmente se modifique también la alimentación. Otros consideran que deben tenerse en cuenta los graves efectos secundarios. Eso sí, hay que tener en cuenta que muchos medicamentos para adelgazar  han sido aprobados y después, con el tiempo, son retirados del mercado debido a sus efectos secundarios.
×